Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Colectivo pola Recuperación do Castro de Toiriz analiza el proyecto de Fomento

Dará a conocer su posición tras reunirse mañana con el Concello de Silleda -Manifiesta que el ayuntamiento está recabando la autorización de los propietarios de los terrenos

Algunos de los asistentes, ayer, a la reunión mantenida en Silleda. // Bernabé/Ana Agra

Algunos de los asistentes, ayer, a la reunión mantenida en Silleda. // Bernabé/Ana Agra

Seis miembros de la directiva del Colectivo pola Recuperación do Castro de Toiriz se reunieron ayer en Silleda para valorar el contenido y las características del proyecto que se pretende llevar a cabo en el enclave por parte del Ministerio de Fomento, en colaboración con la Diputación de Pontevedra. Tal y como indica dicha asociación, el Concello de Silleda está recabando autorización de los propietarios de los terrenos, ya que "el castro se encuentra enteramente en propiedades privadas y al parecer, algunos propietarios ya autorizaron al Concello a ejecutar las obras", manifiesta el colectivo.

El Ministerio de Fomento pretende sacar a licitación pública el proyecto, que incluye además del Castro de Toiriz, los castros de Alobre (Vilagarcía de Arousa) y A Suvidá (Marín) en un único presupuesto, tal y como explica el ente silledense. Para el Castro de Toiriz están destinados un total de 162.715 euros de gastos de obras directos, que "con la parte proporcional de otros gastos generales, el beneficio industrial, entre otros aspectos, ascendería a 275.000 euros para el Castro de Toiriz".

El colectivo hará pública su posición respecto al proyecto después de mantener una reunión con el Concello de Silleda, que tiene solicitada para mañana. Mientras, aporta todo los detalles sobre los elementos que se proyectan en la actuación, que fue redactada en el pasado enero y que contempla sólo la parte alta del castro (croa) y el camino de acceso con la entrada por lo que no actuará en el antecastro ni tampoco en las defensas (fosos y parapeitos).

Primeramente, pretende retirar todos los elementos colocados anteriormente, como paneles informativos verticales y en atril, paneles de paisaje, mesas y bancos de madera y una barrera de este mismo material, incluidas las cimentaciones. Colocarán una nueva barrera para impedir el paso de coches de cuatro metros de largo, en sustitución de la de madera. Crearán una zona de aparcamiento a la entrada y pavimentará el camino de acceso al alto del castro con arena, cemento blanco, que incorporará bloques transversales de granito de 1/1,5 metros de largo. "No se señala la anchura del camino, con lo que no se detallan los movimientos de tierra, que afectarán al terraplén defensivo de la croa", puntualiza el colectivo.

Crearán un nuevo camino circular alrededor de las piedras de la croa a base de pavimento d arena, cal y cemento blanco. Y ambos lados se distribuirá: sobre unos 20 bancos curvos de acero corte (llamados bancos traza) con cimentación de hormigón "recreando supuestamente los muros castrenses que habría debajo", un banco macizo de granito de dos metros de largo con cimentación y 17 postes de señalización de acero corte que llevarán una cimentación de 50 centímetros de profundidad. Serán concretamente: diez picas de luz, dos de información, dos de sonido, dos de paisaje y una de cronología. Las de información tendrán un texto muy estrecho de unos 25 centímetros y en todas primará la forma sobre la función.

Por último, habrá elementos ornamentales las llamadas 'traza castro' o 'traza fotoluminiscentes' que serán tubos de acero inoxidable sobre pies de acero corten.

Compartir el artículo

stats