Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Será maravilloso, viajar hasta Mallorca

Las islas Baleares, las Canarias y el Mediterráneo siguen como destinos favoritos de los dezanos para pasar sus vacaciones estivales - El gasto por familia ronda los 2.000 euros

Tres clientas consultan destino de vacaciones en la oficina de Halcón Viajes. // Bernabé/Javier Lalín

Tres clientas consultan destino de vacaciones en la oficina de Halcón Viajes. // Bernabé/Javier Lalín

Reservas formalizadas ya en febrero, estancias de por lo menos una semana y lugares que, además de playa, tengan actividades para los niños. Son, a grandes rasgos, los hábitos de los dezanos a la hora de planear sus vacaciones, en las que año tras año siguen predominando las islas Baleares, las Canarias y el Mediterráneo.

"La gente joven sigue manteniendo el destino al que iban de niños con sus padres, aunque ahora van con amigos y no suelen decantarse por otros rumbos debido a su poder adquisitivo", explica Manuel Ferradás, de la agencia lalinense Pírate de Viaje, vinculada a Zafiro Tours. Tanto esta empresa como Halcón Viajes indica que cada vez cobra más interés Cerdeña. Tiene a su favor que hay vuelos directos desde Santiago y, además, el cliente puede alquilar allá un coche para conocer la isla, como apunta María del Carmen Janeiro, de Halcón Viajes. Otros rumbos en los que descansar, según Ferradás, son Menorca, para la que se reforzaron vuelos directos desde Galicia, y Cabo Verde, con un viaje también sin escalas.

Uno de los trucos para estos destinos con vuelo directo es reservar cuanto antes. Ferradás indica que su negocio formalizó ya en febrero reservas para vacaciones de verano, "y a estas alturas tenemos ya gente que se interesa por viajes en Semana Santa del año que viene. Ahora todo funciona con compañías de bajo coste, y el cliente se educó muy bien en este ámbito". De hecho, la diferencia de precio puede ser abismal, tanto por la antelación en la reserva como por el mes en que se viaja. "Si viajar a Canarias en julio o agosto supone un gasto de 2.000 euros para una pareja con dos hijos, en septiembre igual puedes hacerlo por 1.200", señala Ferradás. Pasa igual con la antelación, explica Janeiro, de modo que "si reservas en febrero, puedes tener un viaje en verano por 2.400 euros, pero si los haces a última hora, la cifra se eleva a los 3.000".

Fiordos y glamping

Para los que busquen destinos alternativos, hay ofertas para Croacia, cruceros en los fiordos noruegos (solo pueden verse entre junio y agosto, por las horas de luz) o incluso el Caribe, más asequible que años atrás. Lo que no acaba de cuajar entre la demanda dezana son las estancias en glamping, un camping de lujo que permite dormir en habitaciones-burbuja, para poder ver las estrellas, o cabañas en el bosque, también de lujo.

Compartir el artículo

stats