Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tripartito cruceño, cada vez más cerca

Xuntos, BNG y PSOE se reúnen por primera vez y coinciden en rebajar las cuantías de las dedicaciones -Plantean que los concejales remunerados integren las juntas de gobierno

// Bernabé/Javier Lalín

// Bernabé/Javier Lalín

Por primera vez tras las elecciones y en un local neutral, mantuvieron un encuentro Xuntos polo Noso Concello, BNG y PSOE de Vila de Cruces con cara a conformar el que será el primer gobierno de coalición de la historia democrática del municipio. La reunión, también hay que decirlo, viene motivada después de que el BNG decidiese en asamblea el domingo valorar posturas de cara a apoyar, o no, este ejecutivo. Las negociaciones continuarán hoy, con la idea de llegar ya a un acuerdo y poder celebrar el pleno de organización cuanto antes.

El portavoz del BNG, Álex Fiuza, explica que en las conversaciones de ayer el grueso del contenido se centró en cómo recortar los gastos a través de los sueldos. Así ,"estamos de acuerdo en rebajar las cuantías de las dedicaciones, viendo de qué manera puede marcarse un salario decente" y que al mismo tiempo no dañe las arcas municipales. Por de pronto el alcalde, Luis Taboada, que está jubilado, ya indicó que renunciaba a los emolumentos como regidor. Su antecesor, el popular Jesús Otero, tenía al inicio de 2015 un salario mensual de 3.187,42 euros. Durante el anterior mandato había otra dedicación exclusiva, la del edil de Obras y Servizos, Andrés Lareu, de 1.448,60 euros. Las otras dos dedicaciones eran parciales y correspondían al edil de Urbanismo, Manuel Souto (903, 22 euros), y la de la responsable de Benestar Social, Beatriz Iglesias (1.671,50 euros). A los cuatro hay que añadirles dos pagas extraordinarias al año.

Otra cuestión en que también coinciden los tres partidos es en rebajar el gasto en las juntas de gobierno local. En el anterior mandato, cada sesión se pagaba a 150 euros, que suponían 600 euros al mes para cada miembros. "Era un sueldo encubierto", indica Fiuza, puesto que formaban parte de estos órganos los cuatro concejales que no tenían dedicación. Al año, la asistencia por juntas de gobierno suponía un gasto de 28.900 euros.

Frente a este desembolso, lo que plantean ahora las tres fuerzas políticas, a propuesta del BNG, es que formen parte de las juntas de gobierno los concejales que tengan dedicación, ya que los ediles con exclusiva o parcial no cobran por la asistencia a estos órganos. En principio, sí se mantienen los 85 euros de compensación por asistencia a plenos, para no afectar a la oposición. Y, claro está, los plenos tampoco se abonan a concejales con dedicación. El encuentro mantuvo también la propuesta que hizo en su momento Xuntos y que el BNG conserva de repartirse la Alcaldía por dos años. En ese tiempo, Xuntos tendría su personal de confianza, que cambiaría con la entrada de Fiuza como alcalde para disponer este de sus propios asesores. En cuanto al PSOE, la idea es que ocupe una tenencia de Alcaldía así como una concejalía. Hoy, en principio, deberán quedar atados todos los flecos.

Presencia en Santiago

En la práctica, Carmen Silva ya ejerce como uno de los puntales del gobierno, ya que está presente en vatios actos públicos junto al alcalde. Ayer, ambos acudieron al congreso Turismo e patrimonio xeolóxico e mineiro, organizado en Santiago por Minería Sostible de Galicia.

Compartir el artículo

stats