El PSOE y el BNG de Lalín denuncian lo que consideran la desatención que sufre el ambulatorio por parte de la consellería. En ambos casos anuncian iniciativas plenarias para exigir al departamento dirigido por Jesús Vázquez Almuíña que subsane las deficiencias de una manera inmediata y ambas fuerzas políticas coinciden en subrayar que mientras se espera por el futuro Centro Integral de Saúde (CIS) el ambulatorio no puede ser abandonado.

El portavoz municipal socialista, Román Santalla, habla de "desidia, recortes e incumplimientos" de la Xunta y menciona una demanda urgente trasladada por personal del 061 en la comarca, quien denuncia la falta de iluminación adecuada en el exterior del inmueble. Así, asegura que el personal de los servicios as asistenciales de urgencias lleva más de un mes esperando a que se repare el alumbrado de la zona del Punto de Atención Continuada (PAC) y del aparcamiento, "que consta de dos farolas en la fachada, un letrero luminosos y varios focos dispuestos en el falso techo de la entrada". Pese a que, garantiza, el personal reclamó al Sergas que se atendiesen estas carencias hace un mes, a día de hoy sigue sin haber una actuación en este sentido. Además, anuncia una iniciativa plenaria para reclamar a la Xunta la urgente solución de los problemas de iluminación.

Por otro lado, Santalla recuerda lo que denomina "el famoso libro de la infamia de José Crespo" , que, en referencia a cuestiones sanitarias defiende la consecución de una ambulancia medicalizada para Lalín o la dotación de un servicio de pediatría por las tardes en este ambulatorio. Y lamenta que estas dos cuestiones no fuesen abordadas en la reciente reunión del mandatario local con el conselleiro de Sanidade. "Parece que esta reunión quedó en un simple gesto cara a la galería que constata la falta de vergüenza política del PP para cumplir con sus compromisos con Lalín", arguye.

Por otro lado, el edil nacionalista, Francisco Vilariño, ejemplifica la desatención que padece el ambulatorio en la lamentable imagen que muestra una camilla de una de las consultas del PAC, que en vez de ser repuesta por otra fue reparada con cinta aislante. Es más, explica que este elemento ya estaba dañado hace "meses" y tras desgastarse el anterior remiendo, ahora volvió a ser envuelta en cinta aislante. Por eso se pregunta qué pensarían los ciudadanos si estas imágenes fuesen tomadas en un país subdesarrollado. El portavoz municipal del BNG llevará este asunto al consistorio mediante una iniciativa plenaria y la formación frentista hará lo propio en el Parlamento de Galicia.

A su juicio, este ejemplo representa un caso más de la desatención sanitaria que padece la capital dezana en un ambulatorio en el que se incrementó la lista de espera, se prescindió de especialidades o la Xunta sigue sin cubrir todas las plazas de personal necesarias. En alusión a la reunión de Crespo y Almuíña, indica que esa imagen mostró claramente la concepción que el PP tiene del uso de las administraciones con fines partidistas. Además, entiende que el futuro CIS no contribuirá a mejorar la calidad asistencial de los vecinos por ser prácticamente un nuevo ambulatorio sin más. Vilariño pone como ejemplo que en el plan funcional del nuevo complejo de Alto de Vales ni siquiera esté previsto ampliar la dotación de vehículos de transporte asistencial, con lo que Lalín se quedará con solo una ambulancia asistencial y no contará con otra también de soporte vital básico ni, desde luego, una medicalizada.