Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Camiño da Geira: duro, a golpe de GPS, bello y "todo corazón"

Tres nuevos peregrinos portugueses exaltan su potencial y urgen la mejora de su señalización

Los peregrinos Fernando Leal, Antonio Nogueira y Felisbela Campos, ayer, en A Estrada. // S.P.

Los peregrinos Fernando Leal, Antonio Nogueira y Felisbela Campos, ayer, en A Estrada. // S.P.

Ver peregrinos en pleno corazón de A Estrada -algo impensable hace relativamente poco tiempo- se está convirtiendo en algo habitual. El Camiño da Geira e dos Arrieiros que, la Iglesia reconoció como jacobeo a finales del pasado mes de marzo debido a las evidencias recabadas en una exhaustiva investigación por Codeseda Viva -tal y como publicó FARO en exclusiva- gana cada vez más adeptos. Ayer, tres peregrinos lusos -Fernando Leal, Antonio Nogueira y Felisbela Campos- cruzaron A Estrada y, ante el consistorio, tuvieron oportunidad de trasladarle al alcalde José López Campos sus impresiones acerca del trazado. Leal subraya que es "muy duro pero lindísimo" y lo recomienda sin dudar. También sus compañeros de viaje, que, no obstante, hacen notar que el GPS y las indicaciones de personas como Carlos da Barreira y Jorge Fernández de Codeseda Viva son vitales para el caminante. Piden que "la política no estropee" su potencial y que los responsables públicos se impliquen en la necesaria mejora de su señalización.

Son voces autorizadas. Los tres peregrinos que ayer pasaron por A Estrada ya tienen experiencia en otros caminos. Para Fernando Leal, un administrativo de 52 años vecino de Paços de Ferreira -capital del mueble portuguesa, igual que A Estrada lo es de Galicia- es su tercer Camino. Ya recorrió las versiones de la costa y central del Camino Portugués. Comparándolos, aconseja el Camiño da Geira porque constituye "una experiencia fantástica" que discurre por zonas repletas de "buenas personas" además de una "lindísima" naturaleza y un rico patrimonio cultural. Partió el lunes 17 de Vila Nova de Famalicâo y lo hizo solo hasta que, en Cortegada, se encontró con la pareja formada por Antonio Nogueira y Felisbela Campos y decidieron continuar el itinerario juntos.

También Antonio y Felisbela -policías vecinos de Póvoa de Varzimde 45 y 40 años respectivamente- elogian la "belleza" de los paisajes y las personas a las que han conocido en el Camiño da Geira. En mayo realizaron dos etapas: Braga-Terras do Bouro y Terras do Bouro-Lobios. El 19 lo retomaron en Lobios. Es el primero que realizan a pie. Ya recorrieron en bici el de la costa y el central. Decidieron realizarlo para apoyar este nuevo trazado, que cruza la Geira de la que es natural Felisbela. Elogian el apoyo totalmente "desinteresado" que personas como Enrique Malheiro en Portugal o Jorge Fernández y Carlos da Barreira en España desarrollan para promocionar el Camiño da Geira y asistir a quienes lo recorren. "La forma en la que nos trataron", explican, es "todo corazón". El lunes pasaron por Soutelo y pernoctaron en Codeseda: en A Eira Moura la pareja y en la Casa de Avelina Garrido, Leal. En A Eira Moura, además de alojamiento, hallaron en Jorge Fernández una completa explicación del Camiño da Geira. "Encantados", los peregrinos reemprendieron ayer la marcha y proyectaban pernoctar en Pontevea para alcanzar hoy su objetivo: Santiago de Compostela.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats