Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 96% de los 184 alumnos de ambas comarcas supera las pruebas de ABAU

Solo hay siete no aptos y algunos de ellos van a reclamar - Losada Diéguez y Marco do Camballón logran pleno de aprobados

El grupo cruceño, con otros asistentes al congreso.

El grupo cruceño, con otros asistentes al congreso.

Los alumnos de Deza y Tabeirós-Terra de Montes dejaron el pabellón bien alto en la reciente Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU), pues superaron las pruebas el 96% de los 184 que las realizaron. Y algunos de los siete que no consiguieron la calificación de aptos se quedaron muy cerca, por encima del 4, y presentarán reclamaciones. Dos de los ocho centros de la zona lograron pleno de aprobados: Antón Losada Diéguez, de A Estrada, y Marco do Camballón, de Vila de Cruces.

Del instituto estradense pasaron los 18 que se examinaron, si bien había otro matriculado a mayores para subir nota en alguna materia. La directiva no oculta su "satisfacción" por el nivel demostrado por su alumnado y destaca que hubo tres con más de 8 de nota final, si bien ninguna alcanza el sobresaliente, siendo la más alta la de Pablo Valiño Goldar (8,73). Sí lo consigue el IES Marco do Camballón con Ánxela López Rey, que había sido su única matrícula de honor (9,63) y ahora se queda en 9,158 de nota de ingreso a la universidad. Concurrieron once y todos fueron aptos.

El mayor contingente corresponde al otro centro estradense, el IES Manuel García Barros, que envió 55 estudiantes a la ABAU y solo uno se quedó a las puertas de aprobar, con una nota superior a 4. Su porcentaje de aptos es, por tanto, de los más elevados de la zona (98,1%). Las cuatro alumnas que habían merecido matrícula de honor obtienen ahora notas de ingreso sobresalientes: María Rozados Balboa tiene un 9,57, que sale del 9,89 de Bachillerato (60%) y el 9,1 de la parte general de la ABAU (40%); le siguen Patricia Magán (9,3), María González Blanco (9,1) y Alexandra Gambino Bouzada (9,056), única alumna de ambas comarcas con una media de 10 en BACH.

El Ramón María Aller Ulloa, de Lalín, hizo pleno entre los 34 alumnos que cursaron Bachiller este curso en sus instalaciones.Pero el instituto tiene constancia de que concurrieron otros tres que no habían superado la ABAU el año pasado y solo uno lo consiguió ahora. Su porcentaje rozaría el 94,6%. La nota más alta corresponde a Carmen Fuentes González (9,39), que había sido una de sus tres matrículas.

A las puertas del pleno se quedó también el otro centro lalinense, IES Laxeiro, pues superaron la prueba 31 de las 32 personas que la hicieron, incluida una del nocturno. El único suspenso fue un joven con tres asignaturas pendientes del curso anterior. De este modo, se sitúa en el 96,8% de aprobados. Ana Santalla Garrido, con matrícula de honor tras sacar 9,95 en Bachillerato, presenta también la mejor calificación final, al conseguir un 9,45.

Los dos centros autorizados de Silleda también estuvieron muy cerca del pleno de aptos. El IES Pintor Colmeiro podría lograrlo si prospera la reclamación del único estudiante que no consiguió entre los 22 que se examinaron. Su porcentaje de aprobados está ahora en el 95,4%. La nota de ingreso más alta corresponde a Andrés Novo Rodríguez, con un 9,204, tras haber superado BACH con un 9,24 y la ABAU con un 9,15. Mejora la media final de la chica distinguida con la única matrícula honorífica. Ninguno de los tres alumnos que superaron la prueba de acceso universitario del CPR Plurilingüe María Inmaculada llega al sobresaliente. Aprobó el 75%, pues tiene uno no apto.

Similares cifras presenta el IES Chano Piñeiro, de Forcarei, ya que envió a los cinco estudiantes que habían aprobado el Bachillerato, pero uno no pudo con la ABAU, de modo que se queda en el 80% de aptos. No facilitó la mejor nota.

Compartir el artículo

stats