El teniente de alcalde de Agolada, Héctor Martínez, afirma que el Concello "está al día" en toda la información que remite al Ministerio de Hacienda y que tampoco ha recibido "ningún informe desfavorable" del departamento estatal por su plan de ajuste. "Es lógico, por otro lado, porque desde el año 2014 no tiene ningún plan de ajuste", alega el también concejal de Hacienda.

Agolada se adhirió a este mecanismo de pago a proveedores elaborando un plan de ajuste aprobado por el Estado en 2012. Pero durante el año 2014 las entidades locales pudieron concertar nuevas operaciones de endeudamiento para cancelar parcial o totalmente su deuda, siempre que cumplieran una serie de requisitos. Martínez explica que el Concello consiguió refinanciarla y, además de salir del plan de ajuste, logró "un considerable ahorro", pues el pasar de pagar un tipo de interés del 5,33% al 1,5% permitió a las arcas municipales ahorrar 186.500 euros.

Al incumplir la regla de gasto en la liquidación del presupuesto del ejercicio 2016, el Concello tuvo que aprobar un plan económico-financiero para los dos años siguientes. Pero el edil de Hacienda indica que dicho plan quedó sin vigencia a 31 de diciembre de 2018, pues en la liquidación de ese ejercicio "se cumplió todo" lo exigido por Hacienda, caso de "la regla de gasto, la estabilidad presupuestaria, el período medio de pago, el nivel de deuda o el ahorro neto".

En definitiva, Martínez sostiene que el Concello de Agolada "siempre" ha cumplido el período medio de pago a proveedores y la estabilidad presupuestaria, es decir, que "nunca se gastó más de lo que se ingresó". Asimismo, ha aprobado sus presupuestos anualmente y rendido las liquidaciones de los mismos y las cuentas generales en plazo. Por todo ello, sostiene que están al día con el ministerio.