El grupo de gobierno inició su mandato en 2015 no tocó la configuración de la zona azul. Pese a que en casos sí se constataron demandas de al menos dos calles: precisamente Monte Faro y Matemático Rodríguez, dos de las tres calles en las que el plan de movilidad recomienda actuar. En enero del año pasado el ejecutivo municipal desvelaba la petición de comerciantes de Monte Faro por la regulación de la circulación en esta vía. Tras casi dar por hecho que la zona azul se llevaría a esta rúa, finalmente la medida fue descartada. En este caso, el gobierno justificó su decisión por estar a la espera de, precisamente, del plan de movilidad del que acaban de darse a conocer sus primeras conclusiones.

En el caso de Matemático Rodríguez la iniciativa partió tanto de comerciantes como de algunos vecinos. En una de las calles en las que resulta más complicado circular por los constantes estacionamientos indebidos en doble fila, la demanda se dejó también en el aire por el mismo motivo que en Monte Faro. Ahora, con el PMUS en la mano, los representantes municipales tienen una herramienta para valorar con más rigurosidad si cabe la posibilidad de que en las calles más céntricas se restrinja el estacionamiento libre. Un modelo de villa más pensada para peatones que para los coches se refuerza con medidas como la gratuidad del parking Aldea Grande, de lunes a sábados, en horario comercial.