El relojero artesano Javier Castillo, de latoledana Relojería Castillo (una de las tres firmas que aspira a reparar el reloj de la casa consistorial de A Estrada), aseguró ayer que acaba de presentar un nuevo presupuesto ante el Concello en el que rebaja 1.000 euros su presupuesto, proporcionando el sistema de megafonía y sonería "sin coste". Con el nuevo presupuesto, indicó, encargarle a él el trabajo costaría 11.858 euros (IVA incluido). Subrayó que para restaurar adecuadamente el reloj local es preciso desmontarlo, llevarlo a sus talleres y reparar todo el sistema de engranajes para llevar la hora a las esferas. Asegura que lleva los relojes de "casi todas las catedrales" y de más de 1.500 ayuntamientos y que lo que otra firma que criticó su oferta le ofrece al Concello no es comparable a lo que él hace y que, a la larga, al Concello optar por esa opción más barata le saldría caro porque no sería efectiva.