Era una muerte anunciada. Con el final del Carnaval y la llegada de la Cuaresma, Don Salmón pasó a mejor vida. Hosteleiros da Estrada organizó las honras fúnebres y su llamamiento a la participación de la ciudadanía en general tuvo buena acogida.

La figura de Don Salmón fabricada especialmente para la ocasión por alumnos y docentes del Ciclo Medio de Madeira del IES Antón Losada Diéguez de A Estrada lució en todo su esplendor en la despedida de su corta vida. El féretro procesionó por las calles del centro de A Estrada comprendidas entre A Porta do Sol -ya llamada por muchos la Praza do Salmón por la escultura de Cándido Pazos- y la Praza do Mercado.

Divertidas plañideras -alguna con poblada barba, provocativa cabellera y tocado luctuoso- lloraron al difunto recién fallecido. También el Padre Xiao le puso su toque personal a la celebración con su irrevertente liturgia, que ya había aderezado el inicio de la fiesta a última hora de la mañana en la Praza da Feira, como preámbulo de la sesión vermú con bailables y música en directo programada por la organización.

Esta había pedido a la ciudadanía que se involucrase y así fue. Ávida por divertirse, la población estradense secundó la primera edición de esta iniciativa que nace con vocación de consolidación en el universo de las tradiciones estradenses. De este modo, es posible alargar el Entroido, con las consiguientes repercusiones positivas para la hostelería local.

Mayores que aun recordaban las antiguas ediciones del Entierro de la Sardina que vivía antaño A Estrada, personas de mediana edad y muchos niños -alguna caracterizada de luto, luciendo incluso tocados con tul negro- secundaron un cortejo fúnebre al que le abrió paso un vehículo de la Policía Local y en el que marcó el ritmo la Charanga Os Atrevidos. Sus integrantes también quisieron disfrazarse de acuerdo a las exigencias del evento y optaron por disfraces de esqueletos. Tras el irreverente sepelio en la Praza do Mercado -y en el que más que lamentos y lloros predominaron las risas y el buen humor- siguieron tocando. El fin de fiesta lo anunciaron las preceptivas bombas de palenque. Arrancaba así una noche en la que se prevé que A Estrada disfrute de horas de diversión de la mano del concurso de disfraces de grupos programado para la noche del sábado en doce locales: Ozone, Dale Dale, Discoteca Nicol's, Drink's, M80, Tarará, O Candil de Silvia, Navegación, 20 Berzas, Enredo, Bodegón y Eureka, realizándose la inscripción en los propios locales. Se repartirán 1.250 euros en premios: 750 para el grupo mejor clasificado, 350 para el segundo y 150 para el tercero.