La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade de la Xunta de Galicia, departamento que dirige Ethel Vázquez, fijó ayer para el 1 de marzo la finalización de las obras de mejora del vial Serrapio-Vichocuntín, unos trabajos que se aguardaban concluidos para mediados de febrero.

Los vecinos trasladaron a esta Redacción que esperaban con ganas la fecha del 18 de febrero, subrayando que fue la que en su día había marcado la administración gallega para la apertura de la carretera PO-230 en este tramo. Sin embargo, consideraron que la actuación todavía está lejos de culminarse, cuestión que buscan avalar con la aportación de varios vídeos. Inciden en que se trata de la principal vial de acceso a Serrapio, una zona en la que los vecinos lleva un mes con problemas para desplazarse y que está viendo como muchos servicios rutinarios han dejado de acudir al tener que realizarse viajes demasiado largos.

Cabe recordar que este corte se debe a las obras de acondicionamiento que se están llevando a cabo en el trecho comprendido entre los puntos kilométricos 12,630 y 14,430. A fin de perjudicar lo menos posible a los usuarios, durante el tiempo que se prolongasen los trabajos se instaló señalización indicativa de los posibles trazados alternativos. Las obras en el tramo Serrapio-Vichocuntín conllevarán una ampliación de la calzada, una mejora del drenaje de su plataforma y la rectificación de curvas del trazado para ganar en seguridad vial. Los vecinos recordaron que se trata de una mejora necesaria y largamente esperada pero lamentaron que los trabajos se estén extendiendo hasta más allá de lo estimado inicialmente.