Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Carro Mariño: "Lo primero es saber cómo se comporta esta especie"

Carro, con un jabalí en Doñana.

Carro, con un jabalí en Doñana.

El biólogo gallegoFrancisco Carro trabaja para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y en el Parque Nacional de Doñana es partícipe de un programa de control de la población del jabalí.

-¿Se puede calcular cuándo podría llegar la peste porcina a Galicia?

-No se puede saber. Los informes que hay apuntan a que avanza sobre 2 kilómetros al año, pero si alguien se salta el control sanitario y carne contaminada llega al consumidor... El Estado español es consciente de ello, porque acontece como en otras enfermedades víricas, puede aparecer un brote por trasiego de ejemplares de granja desde otras partes del mundo. Es un tema muy complejo y los ganaderos, creo, que están muy sensibilizados, porque puede ser un problema, también sanitario, de primer orden: sería una debacle para el sector.

-Entonces, ¿por qué considera que se debe actuar ya?

-El jabalí es una especie no introducida en Galicia, pero sí se debe hacer un plan de gestión, porque no podemos pensar en decidir ahora matamos aquí o allí. Este animal aumenta porque hay una despoblación del rural, aumento de vegetación en el monte... Si coges la imagen aérea de Galicia hecha por los americanos, en 1956, es llamativa; prácticamente no había bosques y hay un cambio de uso de suelo, bajó la mortalidad de los animales y su número de depredadores.

-¿A quién hay que dar voz para la elaboración de este plan?

-A mi juicio falta la pata científica y se debe dar voz a ganaderos, agricultores, sociedades cinegéticas... Porque el problema del jabalí es integral. Porque con la presencia de estos animales, también en áreas urbanas, no sabemos si son el mismo grupo, no sabemos cuánto se mueven en cada zona. Nosotros en Doñana estamos marcando ejemplares para ver dónde están y lo que se mueven, porque no es lo mismo que se muevan en 10.000 hectáreas que lo hagan en 1.000. Y hay que hacer también estudios sobre hábitat poblacional para constatar si las batidas son efectivas; porque están autorizando millares de cacerías y realmente no sabemos si su población aumenta, que parece que sí, pero tampoco tenemos datos fiables al respecto. Lo primero es saber cómo se comporta la especie y eso tiene que coordinarse desde la Xunta o la universidad. No hay, en Galicia, una gestión correcta; el sector científico es clave porque puede aportar sus conocimientos. Europa ha pagado un estudio sobre la peste porcina y cómo se puede abordar su situación, pero en Galicia aún estamos a años luz, por lo que yo sé, de cómo actuar. En el momento de que llegue es preciso ya un protocolo, que seguro, pondrá en marcha la administración.

Compartir el artículo

stats