Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sonia Villanueva: "El adulto debe aportar tiempo, espacio y material pero no intervenir en el aprendizaje"

La estradense comenzó ayer en Vigo la difusión de la pedagogía Pikler para bebés

Sonia Villanueva, ayer, durante el taller celebrado en el Koopera Store Vigo. // Ricardo Grobas

Sonia Villanueva, ayer, durante el taller celebrado en el Koopera Store Vigo. // Ricardo Grobas

La estradense Sonia Villanueva vivió ayer un día especial. Tras muchos años de formación la psicóloga organizó en el Koopera Store Vigo un taller en el que presentó el método Emmi Pikler, una pedagogía para niños de 0 a 3 años que busca el movimiento libre y acompañamiento de los bebés como parte importante para su desarrollo. En los próximos meses realizará varios talleres más por toda Galicia para transmitir la importancia de un método alternativo que estudió en Budapest.

-¿En qué consiste este taller?

-El taller está inspirado en la pedagogía Pikler y es un taller de movimiento libre y de acompañamiento. Lo que vamos a hacer es que los bebés podrán jugar en un espacio preparado en función de su nivel evolutivo, con materiales que facilitan la curiosidad, exploración y movimiento. Los adultos observaremos el juego y conoceremos esta pedagogía a partir de ahí. La idea es que sea participativo.

-¿Qué es el método Pikler?

-La motricidad libre de Emmi Pikler es una pedagogía respetuosa con el desarrollo de los niños de 0 a 3 años. Fue creada por esta pediatra húngara hace casi 60 años. En el Instituto Loczy dicen que se trata de algo más que un método educativo, para ellos es una mirada, una forma de entender al niño. Consideran al bebé y al niño pequeño un ser activo, lleno de iniciativas, comunicativo y capaz de establecer interacciones eficaces con el mundo que le rodea. Esta mirada reconoce el trabajo intelectual que realiza el niño durante su actividad autónoma y acepta y valora las iniciativas, los intereses y las manifestaciones del niño.

-¿En qué conceptos se basa?

-Emmi Pikler estaba convencida y demostró con su investigación científica, que el niño se desarrolla en su motricidad y juego sin la intervención directa del adulto, si tiene relaciones emocionales estables podrá aprovecharse de un entorno rico para desarrollar su actividad autónoma y tendrá un desarrollo saludable. Confirmó que el niño está preparado genética y fisiológicamente para pasar por todas las fases del desarrollo motor sin que se le enseñe a sentarse, ponerse de pie o caminar. De hecho, decía que enseñar algo al niño que puede adquirir por sí mismo es además de inútil es perjudicial porque el niño que llega a algo por su propio medio adquiere conocimientos de otra naturaleza que el que recibe la solución totalmente elaborada. Para que este desarrollo autónomo tenga lugar el adulto debe proporcionar el tiempo, el espacio y los materiales adecuados pero no intervenir directamente en los aprendizajes.

-¿Cuáles son sus beneficios?

-La Pedagogía Pikler proporciona las condiciones necesarias para un desarrollo motor armónico, sin tensiones ni crispaciones musculares, favorece la maduración del sistema motor, sensorial y afectivo y, el aprendizaje significativo. También permite la construcción de una imagen positiva de sí mismo, a través de la vivencia de situaciones en las que el niño se siente competente en relación al mundo que le rodea, tanto con los objetos como con los adultos.

-¿Qué tipo de aplicación tiene? ¿Es algo enfocado a centros escolares o a un ambiente familiar?

-Es un método educativo que se puede aplicar tanto en el aula como en el hogar.

-¿De dónde viene esta pedagogía?

-Viene de Budapest, del instituto Pikler Logsy. A mí me interesó siempre mucho el tema del juego y el movimiento en la infancia porque siempre pensé que eran muy importante para el desarrollo. Intervienen en el desarrollo físico, cognitivo, emocional y social del niño. A partir de ahí me formé en psicomotricidad y conocí también otras terapias que encajaban en el respeto hacia el niño. Posteriormente decidí formarme en esta pedagogía en Budapest.

-¿Es un método ya conocido en Galicia?

-Creo que las personas que se dedican a la educación en esta etapa sí lo conocen. Sí que es verdad sin embargo que en otras comunidades autónomas como Madrid, Cataluña o País Vasco hay mucha más actividad. Hay más gente preparada y formada y que está haciendo cosas. Hay centros educativos y escuelas infantiles que creen en pedagogías alternativas y libres y que ya están utilizando este método. En Cataluña también hay asociaciones de padres o cooperativas que creen en las pedagogías alternativas y libres y que la están utilizando.

Compartir el artículo

stats