La polémica antena de telefonía móvil de Benito Vigo de A Estrada ya es historia. La fuerte oposición vecinal contra el dispositivo ha dado sus frutos y, al fin, ayer la empresa que impulsó su instalación procedía su retirada. Cumplía así con el requerimiento que le había remitido el Concello de A Estrada para forzar su desmontaje y retirada. Aunque la antena cumplía con las exigencias de Industria, no logró el visto bueno de la administración local porque no cumplía con las condiciones urbanísticas contempladas en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

Como ya había ocurrido el viernes anterior, los operarios encargados de efectuar las labores de desmontaje y retirada del polémico elemento se personaron ayer temprano en Benito Vigo y en la travesía que comunica esta avenida con la de América, emplazamiento elegido para radicar la grúa de grandes dimensiones que se necesitó para completar la operación. A diferencia de lo que había ocurrido el viernes anterior, este la grúa no falló. Por eso, aunque la reserva de espacio en la citada travesía para completar la retirada fijaba el desarrollo de los trabajos entre las 8.30 y las 12.30 horas, apenas hicieron falta un par de horas para cumplir el objetivo de la retirada.

El proceso fue seguido muy de cerca por numerosos vecinos y curiosos, que inmortalizaron el momento con sus cámaras o teléfonos móviles. Pasadas las 10.30 horas, los vecinos implicados en la lucha contra la polémica antena se felicitaban. Habían conseguido su objetivo. Pero, aun así, miembros de la plataforma vecinal constituida para luchar contra el dispositivo advertían que no bajarán la guardia. Les consta que la misma empresa de telecomunicaciones que impulsó su instalación y ayer cumplió con el requerimiento municipal de retirada proyecta promover una nueva instalación que volverá a encontrarse con la oposición de los vecinos.

De hecho, anoche estaba previsto que se reuniese la plataforma vecinal para valorar y celebrar su logro y, además, comenzar a definir su estrategia futura en contra de la nueva antena proyectada.

Saben que, como dijo ayer el alcalde, "esta batalla se ganó pero hay que seguir". "Al final se cumplió el requerimiento que el Concello le hizo a la compañía" porque la antena retirada ayer no cumplía las exigencias urbanísticas. "Nuestra postura sigue estando al lado de los vecinos", aseguró el munícipe, "por cuestiones de seguridad y de salud pública". Aunque "es importante tener cobertura" y para ello hay que utilizar el espectro radioeléctrico, coincide en que también hay que pensar en las posibles "incidencias" o "alteraciones" que, de no llevar un control riguroso, pudieran producirse.

Aunque ayer cumplió el requerimiento de retirada, la compañía propietaria de la antena de Benito Vigo había presentado un recurso a las multas coercitivas impuestas por el Concello que estaba pendiente de resolverse. Finalmente, aunque fuese de forma tácita al cumplir lo que se les exigía, "lo aceptaron", señaló el munícipe.

Pero a José López Campos también le "consta" que la firma en cuestión está realizando ciertos trámites para intentar de obtener licencia de instalación para una nueva antena. El Concello, remarcó el alcalde, solo lleva "la parte urbanística" de ese tipo de licencias. De hecho, fue gracias a esa circunstancia que ayer se procedió a la retirada del polémico dispositivo. Las autorizaciones relativas al espectro radioeléctrico y de potencia la compañía tiene que tramitarlas ante el ministerio. Si el dispositivo que plantee la empresa "cumple", explicó José López, el ministerio le dará su visto bueno. Y, en ese caso, al Concello solo le quedaría comprobar si el proyecto de nueva antena promovido para instalar en el número 14 de Benito Vigo cumple con todas las exigencias de la normativa urbanística vigente en A Estrada. En ese caso, no podría oponerse a su instalación y funcionamiento.

Pero, en cualquier caso, los vecinos intentarán que no ocurra.Convencidos de que la puesta en funcionamiento de una antena en esta zona podría resultar perjudicial para su salud, seguirán dando batalla.