Técnicos del Concello de Lalín alegan que las filtraciones a un edificio de la calle Vidal Abascal no son por culpa de las obras de reforma que se están llevando a cabo -como otras cuestiones que ya ha asumido la constructora-, sino que tienen que ver con problemas estructurales previos. En todo caso, el gobierno local ha encargado un informe para determinar el origen de la problemática. Un grupo de vecinos prosigue con la recogida de firmas para demandar que se paralicen las obras y se instalen nuevas canalizaciones.

Ciudadanos

Por su parte, Ciudadanos Lalín acusa al gobierno local de imponer las reformas en las calles sin contar con la opinión de vecinos y comerciantes. La formación habla de quejas por la actuación en Wenceslao Calvo Garra y de una recogida de firmas para solicitar información. "Pero lo único que les comunicaron fue que el proyecto estaba acabado y listo para ejecutarse", lamenta su portavoz.