Los usuarios del centro de salud de A Bandeira continuarán con la campaña de recogida de firmas para exigir que el consultorio cuente con el volumen de personal adecuado. Si al final han logrado contar con dos médicos, ayer el presidente del Partido Progresistas por Silleda, Aurelio Fernández Villaverde, se hacía eco de las quejas de los pacientes porque éstos no dispusieron de una persona para dar citas hasta media mañana. Villaverde apunta que la persona que se encargó de expedir citas le indicó que no fue avisada hasta el día de ayer para cubrir la baja de la titular. El centro ya estuvo durante varios meses funcionando con un único médico, lo que provocó enormes retrasos en las consultas.