Cada 30 de enero los centros educativos ofrecen a sus alumnos una lección tan básica como trascendente. La normalidad en las aulas se interrumpe para que los estudiantes reflexionen sobre la importancia de vivir en un mundo en paz, un derecho que deberían ver cumplido todos y cada uno de los niños del plantea. Música, actividad deportiva, lemas, palomas y símbolos pacifistas se sumaron a la actividad lectiva en la jornada de ayer, si bien varios centros mantendrán todavía las actividades en torno al Día de la Paz a lo largo de esta semana.

En el colegio Pérez Viondi los niños se movieron ayer por la paz, vestidos de blanco, un color que simboliza la pureza del deseo de habitar un mundo en paz. En O Foxo, este anhelo también hizo sudar la camiseta, con un carrera solidaria por la mañana y un baile conjunto de la comunidad educativa, al que pudieron asistir los padres. Ya por la tarde, el centro recibió a la Coral Polifónica de Berres, en una actividad que buscó también la colaboración con el centro de Apacaf de Berres. En el IES Antón Losada también hubo música, esta vez a través del coro del instituto.

En la Escola Infantil Municipal el Día de la Paz se vivió con intensidad. Un globo pilotado por niños recibió a los usuarios en la entrada del centro. El mural estaba decorado con trabajos que realizaron en las aulas los niños durante estos días. El objetivo de la propuesta fue concienciar desde la más tierna infancia, haciendo que el mensaje de paz cale ya en los más pequeños.

Por su parte, los alumnos del Nosa Señora das Dores de Forcarei conmemoraron ayer la jornada con un manifiesto y con la canción Mensaje del Agua, de Macaco. La temática de la paz continuará presente en el centro hoy y mañana. Hoy trabajarán la igualdad de la mano de Os Bolechas y, mañana, valores como la tolerancia y la libertad.