Los parientes de Esther Pumeda todavía recuerdan con simpatía cómo conocieron a Wilmer Sixto Guaidó Vidarte, padre del "presidente encargado" de Venezuela, la primera vez que éste llegó a Lalín en junio de 2003. Y es que el progenitor del hombre que preside la Asamblea Nacional venezolana, apareció vestido de piloto de aviación civil junto a su esposa para asombro de la familia natural de Goiás. "Estuvimos en Galicia en septiembre y en octubre para ver a mis padres", explicaba ayer una Esther Pumeda que reconoce sentirse "desbordada" por los actuales acontecimientos del otro lado del charco. Pumeda recordó que ella y su marido se trasladaron a vivir a Lalín en junio de 2003 después de sobrevivir a la llamada tragedia de Vargas, que es como se conoce al conjunto de corrimientos de tierras e inundaciones ocurridas el 15 de diciembre del año 1999 como consecuencia de unas intensas lluvias en ese estado venezolano.

Wilmer Guaidó y su esposa Esther Pumeda estuvieron viviendo durante poco más de un año, hasta septiembre de 2004, en la casa familiar de Goiás después de encontrar trabajo en Géneros de Punto Montoto. Él estuvo realizando turnos de noche en la emblemática factoría textil, mientras que ella trabajó en la propia fábrica confeccionado distintas prendas. "Fue una época muy bonita porque supuso el reencuentro con la familia, y eso es algo que siempre nos quedará para el recuerdo", explicó Pumeda. La esposa del padre de Juan Guaidó mantiene contacto habitual con sus familiares dezanos, en especial para conocer el estado de sus padres, usuarios de una residencia de mayores en O Carballiño. "A Wilmer le gusta mucho el clima y el paisaje de Lalín, en especial el de Goiás, y por eso solemos viajar siempre que podemos para estar con todos mis familiares, sobre todo para poder ver a mis papás".

Orgullo y preocupación

La familia Guaidó Pumeda procura estar informada de todo lo que sucede en la patria de Simón Bolívar. Tanto Wilmer como Esther se muestran orgullosos de Juan, pero también preocupados por el posible rumbo de los acontecimientos. El padre del "presidente encargado" tiene dificultades para hablar con su hijo por teléfono, aunque sí ha intercambiado mensajes de WhatsApp, en los que Juan Guaibó le ha comentado que va a defender lo que siempre ha apoyado, que es "el cese de usurpación" del gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el establecimiento de un gobierno de transición y la celebración de unos comicios libres. La respuesta desde Tenerife es siempre una sentida bendición y muestras de apoyo.