Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fundación Neira Vilas firmará un convenio con Agader para acometer obras

La actuación principal proyecta el cambio de la cubierta - Contará con un presupuesto de 20.000 euros - Tendrá un plazo de ejecución de un mes y se acabará en noviembre

Alumnado durante un acto en la fundación. // Bernabé/Javier Lalín

Alumnado durante un acto en la fundación. // Bernabé/Javier Lalín

La Fundación Xosé Neira Vilas ya cuenta con la financiación necesaria para llevar a cabo las actuaciones para solventar el deterioro que padecen algunas zonas de la sede, después de sus 25 años en funcionamiento. En las próximas semanas firmará un convenio con la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader) y las obras está previsto que estén finalizadas en el mes de noviembre.

El presidente de la entidad, Luis Reimóndez, informó ayer que el coste de los trabajos ya no es un obstáculo para proyectar los trabajos de remodelación. "Estamos terminando los últimos trámites para poder firmar, lo que será cuestión de semanas, un convenio con Agader, así el tema económico está totalmente resuelto y a tiempo". Reimóndez manifiesta que el presupuesto total de la actuación es de 20.000 euros y que el plazo de ejecución es corto. "Este año por supuesto que estará terminado, pienso que el plazo de ejecución será de un mes escaso, así que en el mes de noviembre, podría ya estar todo finalizado".

Los trabajos se centrarán especialmente en la cubierta de las instalaciones. "La cubierta, tras tantos años, está deteriorada, por lo que se procederá a cambiar las tejas y sanear todo el deterioro, así que la obra se centrará fundamentalmente en la parte exterior del edificio". Sin embargo, tras el objetivo principal, también se encargarán de ciertas áreas del interior. "Se recintarán las zonas de madera, como las zonas de las puertas...", además continúan con la reposición de libros de su biblioteca particular, una tarea en la que la fundación lleva inmersa desde hace ya varios meses. "Estamos aprovechando cada rincón para colocar los libros, poniendo nuevas estanterías, todo con el fin de que todos los ejemplares estén clasificados de la mejor manera posible". La biblioteca está abierta al público todas las tardes, de lunes a sábado, y su fondo alcanza los 8.500 volúmenes. Tiene una sala de lectura para niños y adolescentes y otra para adultos.

El número de visitas a la fundación va en aumento cada año, "de hecho, estos días ya tenemos varios grupos confirmados", indica Reimóndez. Los dos primeros meses del año son los de menos afluencia, pero a partir de entonces la cantidad de visitantes es significativa, tanto de manera grupal como individual, ya que el interés tanto por las instalaciones de la entidad como por la figura del escritor cruceño, sigue estando muy presente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats