El presidente de la Academia Xacobea, el estradense Xesús Palmou, exaltó este mediodía en Avilés la vocación fraternal y europeísta de la Academia Xacobea. Lo hizo en el marco del acto oficial de nombramiento como Comensales de Honra de la Cofradía Gastrónomos del Yumay de la catedrática de la Universidad de Oviedo y vicepresidenta de la Academia Xacobea, María Josefa Sanz; de la directora xeral de Turismo de la Xunta de Galicia, Nava Castro; y del director general de Turismo del Principado de Asturias, Julio González Zapico, si bien un viaje de este le impidió asistir al evento y la encargada de recoger el galardón fue la jefa del Servicio de Turismo de Asturias, Mar Martínez. A Palmou le correspondió glosar los méritos de los distinguidos en este evento cultural que tuvo lugar en la sede de la Cofradía Gastrónomos del Yumay de Avilés, en el marco de la última jornada del VII Certamen del Pulpo á Feira Álvaro Cunqueiro.

El estradense ejercía de mantenedor del evento y, además de hacer la laudatio de los comensales, también quiso agradecer a los organizadores que "se hayan acordado de la Academia Xacobea". Remarcó que esta tiene entre sus principales objetivos la difusión de la cultura jacobea. Y la ligó a la exaltación de la amistad entre Galicia y Asturias que también hacen el VII Certamen del Pulpo á Feira Álvaro Cunqueiro y los propios nombramientos de Comensal de Honra de la Cofradía Gastrónomos del Yumay de Avilés, que premian siempre a tres personalidades asgturianas y gallegas, en perfecta armonía. En presencia del propietario y presidente de Gastrónomos del Yumay, Justo García, Palmou también se refirió a Álvaro Cunqueiro, el reputado gastrónomo y escritor al que rinde homenaje el VII Certame del Pulpo á Feira que lleva su nombre. Subrayó que ha escrito mucho sobre la cocina gallega y asturiana, sobre los "secretos y bndades de ambas" y que, de algún modo, contribuyó a reforzar la amistad entre ambas comunidades. Señaló Palmou que estos lazos son especialmente evidentes en gastronomía, en el mundo jacobeo y en el folclore. Confluyen "en lo que más nos identifica".

En calidad de presidente de la Academia Xacobea, Xesús Palmou también quiso incidir en su vocación de difusora de los valores del Camino de Santiago. Esos "valores universales" son la "solidaridad", la "amistad, "la fraternidad entre los pueblos y los ciudadanos" y el "europeísmo" que abogó por poner en un primer plano en la sociedad actual, donde a menudo parece que están ausentes.

Tras el acto cultural, llegó el momento de disfrutar de la vertiente gastronómica de la jornada, con la degustación de "pulpo á feira" elaborado por la afamada pulpeira de O Carballiño Aurora Baranda, que se implicó en esta ocasión en el desarrollo de estas jornadas gastronómicas en torno al pulpo que el Yumay ofreció a sus clientes desde el 31 de enero hasta ayer mismo.