Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercedes Oliveira: "Yo no entiendo cómo impartir filosofía sin meter la perspectiva de género"

"Los hombres que entran en el mundo de la reflexión sobre la igualdad se enriquecen"

Mercedes Oliveira, en el auditorio de Lalín, durante la conferencia de ayer. // Bernabé

Mercedes Oliveira, en el auditorio de Lalín, durante la conferencia de ayer. // Bernabé

Las charlas de igualdad continuaron, esta vez la jornada empezó de la mano de la filósofa y educadora afectivo sexual, desde una perspectiva de género del instituto Alexandre Bóveda de Vigo, Mercedes Oliveira Malvar 'Chis'. La conferencia se enmarcó en O corpo como campo de batalla en la que se centró en el cuerpo desde varias visiones y como afecta, fundamentalmente en los jóvenes todo lo que le rodea.

-¿Qué le están pareciendo las conferencias?

-Yo cuando vengo a Lalín, siempre me quiero quedar toda la semana, porque son de tal nivel de calidad, de buena comunicación y de intereses urgentes y actuales, que a mi solo me queda felicitar al Concello de Lalín, a Celso y a Susi y a la Universidad de Santiago, por ser capaces de mantener estas jornadas.

-¿Ya asistió más veces?

-Sí, sobre todo en las primeras ediciones colaboraba mucho con ellos.

-¿Siempre realizó charlas orientadas hacia la misma temática?

-Sí, yo soy profesora de filosofía y hago educación sexual; por lo que, tanto en sexualidad, como de género y autoestima. De alguna manera trabajo todos estos temas, siempre desde el marco de la ética de la filosofía y la educación en valores. Sobre todo, desde un cuestionamiento crítico del estado de las cosas. Todo ello me lleva a revisar y plantear nuevos horizontes.

-En cuanto a educación, ¿nota la falta de asignaturas que trabajen las temáticas que se están tratando aquí durante estas jornadas?

-No hay, ni educación para igualdad, ni sexual. Podría haber educación en igualdad trasversalizada en las distintas materias. Por ejemplo, yo no entiendo como puedo dar filosofía sin meter la perspectiva de género. O como dar antropología, o las materias que imparto, que lo hago siempre desde este prisma. También hago mucha formación del profesorado, le enseño a ellos como pueden dar matemáticas con perspectiva de género, simplemente cambiando los enunciados ya haces que los alumnos se queden con el chip cambiado y se modifica el estereotipo.

-¿Y en referencia a la educación sexual?

-Sigue siendo un tema tabú. La manera de mejorarlo es trabajando, no con una charla, que está muy bien. Lo que realmente es eficaz es trabajarlo. Yo, por ejemplo, imparto en todos los cuartos de la ESO en el instituto, a lo largo de todo el año. De lo que se trata no es de informar, ya que está por todos los lados. Lo que hay es que trabajar las actitudes y valores, que son muy difíciles, ya que son las patriarcales, por lo que son muy difíciles de modificar. Si cambias eso, estarás en un colchón mucho más personal. Muchas veces las jóvenes se sienten abocadas a tener relaciones sexuales que no les dan placer, hay que saber decir "yo quiero hasta aquí", solo hacerlo cuando me apetezca, haciéndolo porque quiero.

-Tiene un comando, ¿como surge la idea?

-Con alumnos y alumnas, y otros que ya salieron del instituto. Cuando vamos a los centros hay gente interesada en participar y se anima a apuntarse. Entonces asisten a jornadas de formación. Ahora somos 57. Muchas veces vamos 15 o 10, no podemos ir todos, por falta de medios, pero aún así es impresionante, porque llegar un grupo de personas a hablar es muy satisfactorio. Además no tenemos un guión preestablecido.

-¿Más mujeres que hombres?

-Hay muchos hombres. Yo considero que los hombres no se atreven a participar en estas cosas, porque después están encantados. Yo a los que entran les digo que son muy valientes. De alguna manera tienen que romper con la inercia masculina de pasar de todo esto. Estamos hablando de igualdad, no nos queremos igualar con las mujeres, sino con los hombres, por lo que ellos deben estar. ¿Cómo nos vamos a igualar si ellos no están? Es una lucha absurda. La experiencia que yo tengo es que cuando entran en este mundo de reflexión sobre la igualdad, los hombres ganan.

José Ignacio Pichardo Galán | Profesor de Antropología Social

"No hace falta ser LGTBI para defender

los derechos de las personas"

La homofobia es otro tema que se trató durante la jornada de ayer en el auditorio de Lalín. La temática fue abordada por el profesor de Antropología Social de la Universidad Complutense de Madrid. La charla se centró en este problema social "no se trata de una fobia como puede ser a sitios cerrados, que vas la tratas con un psicólogo y se miran las posibilidades que hay de solución. Este problema afecta de modo social, como la violencia de género", explica. Además, durante la presentación demostró, a través de ejemplos, como son los distintos malos tratos que sufren las personas por su orientación sexual, y además como se fomenta esto entre un grupo de personas. "Para ser un machito, ´si el otro insultó a un joven por ser gay, yo también lo voy a insultar, porque sino va a pensar que yo también lo soy´, esta es la idea que tienen los jóvenes. Para ellos, maricón es lo peor que se les puede llamar". Muchas veces, la cuestión no está en salir a defender, sino en callarse. A través de testimonios, mostró como en diversas situaciones, los que se callaron fueron tan culpables como el que insultó. "No hace falta ser LGTB para defender los derechos de las personas, la homofobia la sufrimos todos y todas",aclama. Con un caso gallego, el de Marcela y Elisa, explicaba como la religión afecta a estas personas. También, a través de estadísticas, demostraba como se ve entre la sociedad que una pareja homosexual adopte un hijo o realice un tratamiento hormonal para poder tenerlo, y como lo ven en una pareja heterosexual.

Lucas Platero Méndez | Docente en Intervención Sociocomunitaria

"Las discriminaciones pueden estar entrelazadas y ser por diferentes motivos"

Trans*Formar las expectativas, bajo este título se enmarcó la charla ofrecida por el docente de Intervención Sociocomunitaria, investigador en el instituto de Filosofía CSIC y director de estudios trans* en la Edtorial Bellaterra, Lucas Platero Méndez. Su conferencia estuvo centrada en la interseccionalidad. "Explicar este concepto lleva mucho tiempo, porque entrelaza otros conceptos", explica. Aportó unas ideas clave, tratando este tema aplicado a un sujeto universal, además de que comentaba que se privilegian las experiencias y saberes de parte de la población, mientras que la otra parte es discriminada. Este último, fue otro de los conceptos de debate. "Las discriminaciones pueden estar entrelazadas. Hay que tener en cuenta que las personas pueden estar discriminadas por diferentes motivos", aclara. Tanto la discriminación vivida, como las estrategias de resistencia que desarrollaban las mujeres negras, según comenta, estaban entrelazas en las interrelaciones de clase, género o raza. Esta relación de los tres conceptos, fue una parte fundamental de la conferencia que abrumó el auditorio. Este conferenciante, ya repite del año pasado, centrada en los conceptos trasn, quiso hacer una reflexión sobre la discriminación, como sufren las personas que son consideradas como diferentes, todo lo que conlleva y desde cuando se desarrolló esta forma de juzgar y calificar a las personas. Centrando también en aquello que se denomina "pertenecer a lo que se considera normal", que tanto influye en la sociedad.

Compartir el artículo

stats