Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reabren el camino público de Vilasoa en el que se habían plantado patatas

El Concello determinará la anchura del vial y asumirá su acondicionamiento

El vecino retiró el alambre que cerraba el camino y levantó la zona de siembra. // Bernabé/Javier Lalín

El vecino retiró el alambre que cerraba el camino y levantó la zona de siembra. // Bernabé/Javier Lalín

El vecino que ocupó de forma ilegal un camino que comunicaba una pista de Vilasoa con otra de Santiso, en la parroquia lalinense de Bendoiro, acató el decreto de la Alcaldía que le obligaba a reabrir esta vía de paso. Disponía de plazo hasta el pasado viernes, día 14. Ahora, el camino aparece ya sin alambra y sin las patatas que se habían sembrado por la zona donde discurre.

El edil de Infraestructuras Rurais, Miguel Medela, se acercó ayer a la zona para comprobar los trabajos que se habían realizado para recuperar la posesión pública del camino. El concejal señala que volverá de nuevo al lugar, acompañado del técnico de Urbanismo (que durante estos días se encuentra de vacaciones) para determinar qué anchura debe tener este vial. Indica que, en la situación actual, por este camino no puede circular un turismo. Hay que concretar sus dimensiones para que el Concello pueda proceder a su acondicionamiento. Medela señala que, junto a las viviendas, la vía sí está hormigonada, y supone que décadas atrás el vial que estuvo ocupado durante estas semanas también tuvo una capa de hormigón.

La ocupación de este camino público saltó a la luz pública el pasado mes de junio, cuando una sentencia del Xulgado do Contencioso-Administrativo Número 2 de Pontevedra daba la razón a una vecina en el pleito que había abierto tanto contra el Concello como contra el vecino que se adueñó del camino. La polémica saltó incluso al ruedo de la política local, de modo que el PP forzó la comparecencia plenaria del alcalde, Rafael Cuiña, para explicar el proceso.

Compartir el artículo

stats