Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los estradenses vuelven a viajar en julio y agosto tras años de una acusada caída

Canarias y Baleares se mantienen como destinos preferidos -Las agencias ofrecen otras opciones como Cabo Verde o Madeira -Cada persona gasta una media de 900 euros

Ángeles Brey Crespo, responsable de Turgalia, ayer, con unos clientes. // Bernabé / Cris M.V.

Ángeles Brey Crespo, responsable de Turgalia, ayer, con unos clientes. // Bernabé / Cris M.V.

La llegada del verano trajo consigo un aumento en la demanda de los estradenses por viajar. Los responsables de las agencias de viajes de A Estrada comentan que después de años de escasa actividad causada por la crisis económica, comienzan a notar que se vuelve a salir en los meses de julio y agosto.

Los destinos preferidos se mantienen año tras año, dejando Canarias y Baleares completas y con unos precios muy elevados. Ante esta situación, las agencias de viajes estradenses ofrecen destinos menos explotados y que ofrecen playa y sol, como son Cabo Verde, Madeira o Marrakech, que brindan al igual que las islas actividades motivadas por la búsqueda del bienestar y la mejora de la salud, complementada con actividades de entretenimiento. Además, estos lugares tienen la ventaja de que tienen vuelos directos desde Santiago de Compostela u Oporto, lo cual es muy buscado por las familias por la comodidad que ofrece.

Las agencias de viajes apuntan que cada día son las los interesados que buscan por internet su viaje y van luego con una idea fija y un presupuesto establecido.

Los gustos de los viajeros, que de media se gastan sobre unos 900 euros en esta época, siguen siendo los mismos desde hace un tiempo. Los jóvenes no tienen una preferencia concreta por el lugar del destino, buscan lo que entre dentro de su presupuesto y se mueven gracias al inglés, que les permiten llevar ellos mismos el rumbo de su experiencia. Utilizan los transportes del país que visiten y se acomodan rápidamente a lo necesario. El alojamiento que eligen es muy variado.

En cambio, las familias formadas por padres e hijos buscan algo más cómodo y fácil, contratan un circuito, muchas veces con vehículo incorporado para moverse con total libertad por el lugar. Acuerdan con guías o buses turísticos para que les enseñe todo lo necesario. Anteponen la relajación y el descanso sin tener en cuenta tanto el precio del hotel. Buscan siempre la opción más cómoda a la hora de viajar, intentando siempre que el vuelo no tenga escalas por los niños.

Por su parte, la tercera edad lo tiene claro en lo que respecta a su estancia, con sol y todo incluido. Los circuitos por el Mediterráneo, la Costa del Sol y Portugal son sus preferidos para pasar unos días de descanso. El idioma es algo primordial.

También son muchas las parejas que en verano contratan por agencia sus lunas de miel. Existe una gran variedad de opciones y destinos, como cruceros por el Caribe o viajes con doble parada, como Nueva York y Punta Cana.

Compartir el artículo

stats