Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los efectos de la sequía en las traídas públicas

A Estrada garantiza el suministro de agua, pero comienza a abastecer el depósito de Codeseda

El Concello surtió hace unos días a la parroquia ante el bajo nivel de su tanque - La medida fue preventiva y, por el momento, el gobierno local descarta pedir restricciones - El suministro en la villa funciona "sin problemas"

Efectivos de Emerxencias llenando el tanque de Codeseda, el pasado verano. // Bernabé/Luismy

Efectivos de Emerxencias llenando el tanque de Codeseda, el pasado verano. // Bernabé/Luismy

El abastecimiento de agua en el Concello de A Estrada está, por el momento, garantizado, a pesar de la escasez de precipitaciones en lo que va de año, en el que ha llovido la mitad que en el mismo período del ejercicio anterior. El edil de Obras e Servizos, Juan Constenla, asegura que la traída municipal -que capta el agua del río Umia- funciona "sin problema" y que, por tanto "no hay necesidad de restricción" en el consumo. Apunta que, aunque éste "se incrementa un poco en verano, no es exagerado". No obstante, el Concello estradense gestionó ya el envío de una cisterna al depósito de la parroquia de Codeseda, que fue llenado hace poco más de una semana, según apunta el edil, también responsable de Medio Rural y Medio Ambiente.

La reposición del tanque de Codeseda fue una medida preventiva y se realizó por el momento solo un día, ante el "bajo nivel" de reservas detectado durante una de las primeras jornadas del presente mes de julio. "Por el momento, quedó cubierto", señala Constenla. En efecto, es significativo el hecho de que, en un año especialmente seco, el abastecimiento en esta parroquia estradense se mantenga en niveles aceptables, teniendo en cuenta que en años anteriores el suministro externo, a través de cisternas -normalmente del servicio municipal de Emerxencias- se comenzó a realizar ya en junio, debido a la sequía arrastrada del invierno y la primavera.

Cabe señalar que personal municipal realiza "un control diario" del nivel de depósitos en Codeseda, según señala Constenla. Esto permite al gobierno local conocer cuál el estado del tanque en cada jornada y, así, actuar en consecuencia, enviando cisternas si fuese necesario para evitar que la traída en esta zona quede desabastecida.

"Por el momento quedó cubierto", apunta el edil respecto al nivel en este depósito del rural tras su relleno. Aunque sin bajar la guardia, Constenla considera que, por el momento, no es necesario pedir a los vecinos que restrinjan en consumo, toda vez que apela a la concienciación vecinal en lo que al buen uso del agua se refiere.

El año pasado, el Concello precisó incrementar el suministro de agua en el depósito de Codeseda en el mes de julio. Tras realizar un abastecimiento preventivo poco antes, una ola de calor registrada a mediados de mes obligó a reforzar el suministro con un total de 36.000 litros de agua diarios, lo que requirió el desplazamiento hasta el tanque de tres camiones cada jornada. Este suministro externo a través de camiones continuó hasta noviembre, mes en el que se realizaron recargas, ya de forma esporádica.

Los problemas de abastecimiento en Codeseda son ya históricos. Una de las alternativas para tratar de solucionarlos pasa por el aprovechamiento de un nuevo caudal para reforzar el suministro del depósito.

La pretensión inicial del ayuntamiento era la de realizar catas y la de solicitar a Augas de Galicia el correspondiente permiso para la utilización de un nuevo manantial. El que se barajó está alejado de los dos que actualmente se utilizan para surtir la traída y se encuentra a aproximadamente un kilómetro y medio del depósito. Según admite el concejal Juan Constenla, preguntado al respecto, no se ha vuelto a avanzar en el proyecto, que se encuentra parado.

Compartir el artículo

stats