De "muy satisfactorio" calificaba ayer Román Santalla su viaje a Catar, invitado por empresarios del emirato vinculados con la ganadería y la alimentación. El ganadero lalinense de Palio y secretario de ganadería del sindicato UPA mantuvo varias reuniones de trabajo, tras las cuales destacó que "hay interés" por productos gallegos y españoles.

Lácteos y derivados, como leche en polvo infantil o líquida, han despertado "mucho interés" entre los cataríes, según Santalla, al igual que la tecnología en granjas, la alimentación animal o el asesoramiento. Como presidente de Cobideza, brindó degustaciones de su queso Dona Cobiña, en sus versiones tetilla, Arzúa-Ulloa y ecológico, que dejaron "muy buena impresión". Han sido unos primeros contactos que seguirán.