La Consellería recuerda que la retirada de los marcos colocados por el Servizo de Infraestruturas Agrarias podrá suponer el inicio de un expediente sancionador por infracción grave, lo que acarrearía multas de 300,05 euros a 1.502,53 euros. Por otra parte, si algún propietario ve impedida o dificultada la toma de posesión del nuevo predio por parte del antiguo dueño puede presentar una reclamación. En este caso, también se abriría un expediente por infracción muy grave. Las sanciones irían de los 1.502,54 euros a los 3.005,06 euros.