El concejal del BNG de A Estrada, Xosé Manuel Magariños, trasladará al Pleno ordinario que se celebrará el jueves el "malestar" de los vecinos de la parroquia de San Andrés de Vea debido al "pésimo estado" en el que se encuentran los caminos forestales del monte de Paramá y Calvelo. Los nacionalistas pedirán al gobierno local que repare dichos caminos, así como otras pistas forestales del rural estradense que también se encuentran en malas condiciones.

Según explica Magariños, los citados viales de San Andrés de Vea se encuentran llenos de baches debido a las riadas provocadas por la lluvia caída durante los últimos años. Asegura que en el estado en que se encuentran "es imposible que los vecinos puedan acercarse a sus propiedades y hacer labores de limpieza, a plantar o cortar leña" puesto que los caminos "impiden que los vehículos, tanto personales como tractores, puedan transitar por ellos".

Pero no solo las limitaciones son para particulares. El BNG sostiene que "también los vehículos contraincendios tienen serios problemas para acceder a los incendios si es el caso, lo que hace imprescindible que los caminos estén en buen estado". Magariños asegura que esto último "ocurrió hace dos años cuando ardió una parte de ese monte y los vehículos contraincendios tuvieron que perder tiempo usando rutas alternativas" para poder acercarse al fuego, en vez de optar por la tura más corta y rápida "por estar en malas condiciones".

Por ello, el edil del BNG acusa al Concello de "falta de mantenimiento" de los caminos de los montes. "Estamos seguros de que el caso de los caminos de Paramá y Calvelo no es aislado". Insistió en que "el Concello cuenta con cientos de quilómetros de pistas forestales que también están en idéntica situación", por lo que insta al gobierno municipal a trazar un "plan de mantenimiento periódico" de todos estes viales "para que dentro de "tres o cuatro años" estén en perfectas condiciones.