Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Albino Diéguez: "Los coches no son más caros que antes de la crisis"

"Las marcas ofrecen más prestaciones si el cliente financia la compra del turismo"

Albino Diéguez. // Bernabé/J. Lalín

Albino Diéguez. // Bernabé/J. Lalín

Albino Diéguez lleva 20 años en el mundo de la venta de turismos y desde hace tres regenta el concesionario Vealsi Deza, ubicado en el polígono Lalín 2000 y especializado en las marcas Renault y Dacia.

-¿Puede decirse que la crisis ha pasado ya y que se recupera la venta de coches?

-No, lo cierto es que la venta de turismos sigue inestable, porque el mercado en esta zona ha crecido muy poco. El cliente, antes de comprar, consulta precios en internet e incluso en concesionario de distintas villas y ciudades. Esto provoca que los concesionarios acabemos apretando el precio al máximo y que los márgenes terminen siendo muy pequeños.

-¿Cuánto se gasta de media el cliente en un coche?

-En torno a unos 18.000 euros, aunque hay que tener en cuenta el tipo de vehículo. La adquisición de uno u otro turismo va por modas, ahora se lleva la compra de coches SUV o todocamino. Es curioso, pero el cliente también busca vehículos muy avanzados tecnológicamente, y en este caso no le importa gastar un poco más de dinero. También tengo que decir que los coches son de los pocos productos que no se han encarecido en comparación con los años de bonanza, antes de la crisis. Recuerdo que, antes del cambio de moneda, un Renault Mégane costaba 2,5 millones de pesetas, y ahora ronda los 16.000 euros, una cuantía muy similar, pero ofrece más potencia y mucha más seguridad.

-¿El cliente prefiere financiar la compra del vehículo o se decanta por pagarlo al contado?

-Lo que ocurre es que las marcas ofrecen más prestaciones si el cliente financia la compra. Así, por ejemplo, al financiarlo tienes una ampliación de garantía e incluyes el seguro. Aquí en la comarca la financiación es de entre dos y diez años, con letras de entre 200 y 400 euros al mes, esto en función del cliente.

-Durante los años más duros de la crisis económica se disparó la compra-venta de coches de segunda mano. ¿Cómo está ahora mismo ese mercado?

-Se mantiene porque, insisto, la gente todavía está recuperándose de la recesión. Basta con ver los datos a nivel estatal, que desvelan que durante el último año en todo el territorio nacional por cada coche nuevo se vendían tres usados. Ello da una idea de la relevancia que tiene aún este tipo de venta.

Compartir el artículo

stats