Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maribel Ojea: "A las personas no se las escucha en los juzgados"

"En violencia de género no se debe mediar porque no hay igualdad entre las partes"

La mediadora Maribel Ojea, ayer, en Ourense. // Iñaki Osorio

La mediadora Maribel Ojea, ayer, en Ourense. // Iñaki Osorio

La Casa da Cultura de Silleda alberga el próximo jueves la novena sesión de tertulias de mediación que se están celebrando por toda Galicia para dar a conocer esta práctica legal llevada a cabo por, entre otros, profesionales de la abogacía. La letrada silledense Maribel Ojea será la encargada de coordinar la actividad entre las 16.30 y las 19.30 horas. Los interesados deben confirma la asistencia en la dirección maribelojea@hotmail.es o llamando al número 627 043 967.

-¿Lleva tiempo dedicándose a la mediación civil?

-Llevo mucho tiempo conociéndola y aprendiendo, pero nunca a tiempo completo. Ahora tengo previsto abrir un despacho junto a otra compañera abogada en Silleda para poder dedicarnos a ello.

-¿Cuándo y dónde nacieron estas conferencias y tertulias para dar a conocer la mediación?

-Esto se inició en Vigo, a donde me desplacé a menudo para empaparme del asunto. Poco a poco, las tertulias se han ido extendiendo a otros lugares de Galicia, y por eso la cita de Silleda. En la comarca de Deza no tengo mucho conocimiento de cómo está el tema, pero esperemos llegar a todos los que quieran conocer esta práctica.

-¿De qué tipo de mediación se hablará en Silleda el jueves?

-Entre otras, de la que está legislada, es decir, la civil o mercantil que, aunque la gente lo desconoce, tiene valor y rango de sentencia si la elevas a escritura pública. Es importante que la gente conozca este tipo de mecanismos legales porque son muy útiles.

-¿Es difícil que la gente prefiera echar mano de la mediación?

-El problema es que estamos acostumbrados a que los jueces decidan por nosotros. Si tengo un conflicto, voy a un juzgado, y que resuelva el juez, es lo que piensa la mayoría porque es lo más cómodo. Nosotros queremos trasladar la cultura de la paz a la gente porque a las personas no se les escucha, por lo general, en los juzgados.

-¿Pasa lo mismo con los procedimientos penales?

-Es que en el Derecho Penal, a la víctima tampoco se la suele escuchar. Se le toma declaración y nada más. A la víctima, muchas veces, no le reconforta la condena impuesta a su supuesto agresor. A lo mejor, sí saber por qué le ha ocurrido ese incidente y, también, de esta forma podría incluso llegar a entender por qué a alguien se le ha ocurrido, por ejemplo, entrar en su casa a robar de madrugada.

-¿Se podría aplicar incluso la mediación en los casos de violencia de género o es mucho pedir?

-Personalmente pienso que en los casos de violencia de género no se debería mediar. Una de las condiciones de la mediación es que las partes estén en igualdad de condiciones, y creo que en estos casos este supuesto no se da nunca. Supongo que lo primero que habría que hacer en estos casos es intentar recuperar la psicología de la mujer maltratada, un terreno que desconozco y que pertenece a otra disciplina que nada tiene que ver con el Derecho. De todas formas, tengo que decir que los mediadores pueden serlo procediendo de distintos ámbitos profesionales porque la cuestión es, como te decía antes, inculcar la cultura de la paz.

Compartir el artículo

stats