SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedre, un lienzo para el arte rupestre

Capitán Gosende encuentra un nuevo grabado en el monte de la parroquia cerdedense

Miembros de Capitán Gosende junto al petroglifo Laxa da Romaxe II.

Miembros de Capitán Gosende junto al petroglifo Laxa da Romaxe II.

La parroquia cerdedense de Pedre se está revelando como un gran lienzo para el arte rupestre. El colectivo Capitán Gosende anunció ayer el hallazgo, el pasado domingo, de un nuevo grabado en esta zona, la misma en la que esta asociación había encontrado este mismo mes de octubre la que bautizó como Laxa da Romaxe.

En base a las explicaciones que sobre este nuevo descubrimiento ofreció ayer Calros Solla, integrante de Capitán Gosende, el nuevo petroglifo que pudieron encontrar en Pedre está tallado en una losa granítica y, a primera vista, se compone de siete elementos circulares. El de mayor tamaño despliega, indica Solla, hasta ocho círculos concéntricos. Se complementan con agrupaciones de pequeñas cazoletas o con una cazoleta central. Esta antigua obra de arte encuentra en el esplendor natural de este paraje cerdedense su marco perfecto, rodeándose de pinos y vegetación baja.

Los componentes de Capitán Gosende apostaron por bautizar este petroglifo como Laxa da Romaxe II, habida cuenta de la escasa distancia entre este grabado y el que ahora pasa a denominarse Laxa da Romaxe I. Entre un descubrimiento y otro solo hay una semana de diferencia. Para los interesados en descubrirla aportan sus coordenadas ( X: 546.724; Y: 4.708.093, con una altura de 495 metros). La primera visita guiada hasta este grabado se hará coincidir con el Roteiro da Pantalla del próximo 31.

El lugar arqueológico de Laxa da Romaxe se sitúa, concreta Calros Solla, a unos 400 metros en línea recta y hacia el sureste de la aldea de Pedre, a unos 150 metros hacia el noroeste de la estación petroglífica bautizada como Laxa das Filloeiras, que también dieron a conocer estos incansables exploradores en el año 2012. De igual modo, los recientes hallazgos se sitúan 400 metros al norte de los petroglifos de Outeiro da Corva I y II, localizados hace solo unos meses.

El que fue el cuarto grabado rupestre descubierto por los Gosende fue encontrado el pasado 11 de octubre y, según subrayan, guarda ciertas similitudes con la Laxa das Filloeiras. El propio Solla relató a través de las páginas de FARO DE VIGO que este petroglifo se compone a simple vista de unos 63 elementos distribuidos en un panel a dos niveles. En opinión de sus descubridores, este grabado recuerda un festejo ceremonial, una ruada o una polafía, e ahí que hayan apostado por bautizarlo como Laxa da Romaxe.

Esta asociación cerdedense quiso aprovechar ayer la ocasión para realizar un llamamiento a los comuneros de Pedre para que las labores forestales que puedan desarrollarse en este monte, tales como rozas o cortas, sean lo más respetuosas posible con estos afloramientos rocosos. Destacan que esta zona son ya cinco los grabados rupestres de que se tiene noticia y creen "evidente" que estas piedras guardan todavía "gozosos secretos".

En su recorrido a lo largo, ancho y alto de las tierras de Cerdedo, Capitán Gosende suma ya con este último 18 petroglifos localizados en este municipio de Terra de Montes y otros cuatro en la parroquia estradense de Sabucedo. A la puesta en valor de este último y a su difusión contribuirá la labor de la asociación Rapa das Bestas, que amplía hacia este hallazgo de Capitán Gosende la ruta de los molinos de Vesacarballa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats