Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cruceiro más antiguo de Lalín se desmorona

Vecinos alertan de que la obra situada cerca de la iglesia de Lalín de Arriba, de 1675, presenta severos daños en su estructura

Inscripción con la fecha de construcción, casi imperceptible. // Bernabé/Gutier

Inscripción con la fecha de construcción, casi imperceptible. // Bernabé/Gutier

Lalín cuenta con 70 cruceiros y petos de ánimas. Un estudio de Manuel Pardo González, editado por la Diputación provincial hace ahora casi un año, destaca la importancia del patrimonio religioso en la capital dezana. Estos bienes tienen un notable peso dentro de la provincia, que aglutina el 41% de todos los elementos de este tipo catalogados en Galicia. El cruceiro de Lalín de Arriba es el más antiguo de todos los levantados en el municipio pues su construcción data de 1675. Transcurridos 340 años desde su levantamiento, este bien presenta unos severos daños estructurales que podrían hacerlo desaparecer tal y como fue concebido por su autor o autores.

Vecinos de Lalín han puesto sus ojos en este cruceiro pues se han percatado desde hace tiempo que algunos de los elementos de granito que sustentan su base están muy deteriorados. Las piedras de su plataforma están desplazadas y también las que conforman el pedestal. Algunas de ellas, con el paso del tiempo se han movido tanto que la estructura está severamente amenazada. Una intervención urgente podría salvar un elemento singular levantado a pocos metros del templo parroquial de Lalín de Arriba. Además de su valor artístico y patrimonial este cruceiro tiene otro añadido, pues su situación está precisamente en los orígenes de lo que luego se convirtió en la villa de Lalín, con el antiguo monasterio como referencia. Precisamente en este antiguo cenobio parte el desarrollo de la cabecera comarcal dezana, situado el origen de Lalín según expertos en la segunda mitad del siglo X. El paso del tiempo apenas deja visible una inscripción en el cruceiro en la que se podría ver su la fecha en que sus autores remataron esta obra que ahora resiste a duras penas el paso del tiempo. La cruz preside una pequeña plaza al lado de una fuente y su intervención precisa de la preceptiva autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio, además de, en casos la supervisión del departamento correspondiente del Obispado en caso de que esté catalogado como bien religioso. La vegetación crece entre las piedras que apuntalan el fuste y la cruz que lo preside. Deteriorado también está un anexo a modo de altar o mesa que en este tipo de construcciones era utilizada como parada de una comitiva fúnebre o para la celebración de un oficio. Rodeado desde hace años de viviendas, está al lado de un camino por el que se accede al templo y en los últimos tiempos sus piedras han sufrido golpes de vehículos.

Tímpano de Palmou

En otro orden de cosas, el alcalde en funciones de Lalín, José Crespo, pide al nuevo gobierno que busque ubicación para la réplica del tímpano de la iglesia de Palmou. Encargado a la Escola de Canteiros en base al original, que está en el Museo de Pontevedra, su réplica irá provisionalmente al vestíbulo del consistorio.

Compartir el artículo

stats