Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enlaces en las comarcas

Los enlaces matrimoniales descienden casi un 25% en Deza y Tabeirós en una década

Lalín acusa la mayor caída en 2012 al registrar menos de 40 uniones - Se retrasa hasta los 30 la media de edad para formalizar el compromiso - A Estrada es el municipio con más nupcias tras contabilizar cerca de 900

En diez años las comarcas registraron un descenso de casi un 25% del número de enlaces matrimoniales. Desde 2003 se produce una reducción de los matrimonios de diferente sexo hasta situarse en 2013 en un total de 178. Aunque la tendencia es a la baja, a lo largo de este período también se acusan fluctuaciones que dejan años con un incremento de los casamientos. Es el caso, por ejemplo, de los 191 matrimonios contabilizados a lo largo de 2004 en Deza, que supone el mayor pico. En el lado opuesto de la balanza, en 2012 se produjo en la comarca la mayor caída, al no alcanzarse el centenar de enlaces (89 bodas). En Lalín el número de nupcias se situó en los 38 frente a los 94 que se habían celebrado durante 2004. Ese mismo año se traduce como el más activo en Vila de Cruces (30 enlaces) y en Rodeiro con una docena.

Pero las variaciones se dejan sentir de distinta forma en la zona. En el caso de Trasdeza, que sumó en esa década 370 enlaces, 53 se produjeron en 2009 y las cifras más bajas se constataron en 2013, con 21. Y en Tabeirós- Terra de Montes, 2006 fue el año con más casamientos, 123, de los cuales 109 se celebraron en A Estrada. En la comarca, 2013 se tradujo en el año con menos enlaces, sumando 63. Precisamente, A Estrada es el municipio que contabilizó a lo largo de estos diez años un mayor censo de bodas, con un total de 889, frente a las 757 de Lalín o las 370 de Silleda. En 2003 se formalizaron en Deza 146 matrimonios: Lalín (77), Silleda (30), Vila de Cruces (20), Agolada (10), Rodeiro (7), Dozón (2), y en Tabeirós 91: A Estrada (67) Cerdedo (3) y Forcarei (21). Mientras que, en 2013 estos datos acusaron ya el descenso: Lalín (63), Silleda (21), Vila de Cruces (18), Agolada (3), Rodeiro (9 el único con un incremento puntual tras un descenso desde 2009), Dozón (1) A Estrada (55), Forcarei (7) y Cerdedo (1).

En estos años también se aprecia un incremento de la media de edad para dar el paso y formalizar el compromiso, según los datos registrados por el Instituto Galego de Estadística (IGE). En casi el 70% de los matrimonios formalizados en 2003 en las comarcas, la novia contaba con entre 20 y 29 años. Mientras que, diez años después en esta franja de edad se sitúan 33% de los cónyuges. El cambio se traduce en un retraso para esposarse hasta superar los 30 años. De hecho, frente a las 36 mujeres que contaban más de 30 años en Deza en el momento de su boda en 2003 se contabilizan casi el doble en 2013. También se constata un descenso de los enlaces entre adolescentes y jóvenes que no han alcanzado los 20 años. En Deza, en 2003 se celebraron cuatro y tras contabilizar ocho en 2004 se produce un descenso que deja incluso sin enlaces en esta franja de edad entre 2009 y 2011.

Haz click para ampliar el gráfico

En términos generales, las comarcas reflejan lo que se constata también a nivel autonómico. En Galicia se aprecia que se retrasa hasta cumplir los 30 el paso por el altar. En 2003 un total de 6.607 mujeres contaban menos de 30 años al celebrar su boda frente a las 3.536 que se situaban entre los 30 y 40. A lo largo de una década se invierten las cifras y los matrimonios cuyos cónyuges son veinteañeros suman 2.390 enlaces frente a los 4.572 en los que la esposa ha superado los 30 años. Es significativo también el drástico descenso de las uniones entre adolescentes. De los 272 matrimonios en los que la esposa no había alcanzado los 20 años formalizados en 2003, diez años después suman menos de un centenar.

Compartir el artículo

stats