SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis de los cotos salmoneros estradenses (II) · Coto de Couso

El coto más famoso

Couso, el enclave favorito de Franco y de cientos de turistas y vecinos, mantiene su encanto bajo la Pasarela Mariola

Con 500 metros de longitud, el coto de Couso se encuentra situado a 3 kilómetros del coto de Sinde y a 13 de la influencia de la marea. Pertenece a los términos municipales de Teo y A Estrada, unidos por un puente colgante conocido con el nombre de "Pasarela de Mariola". Fue bautizado así debido al ingeniero Darque, que fue enviado por el ministerio en la década de los 60 para acometer la mejora y mantenimiento del coto. Entre sus obras se construye esta pasarela que bautiza con el citado nombre en honor a una familiar suya de nombre Mariola Pavés (nacida en la isla de Tenerife y estudiante en Compostela). Durante años hubo una placa en el puente con el nombre "Pasarela Mariola". Desapareció debido a que este nombre se vinculaba erróneamente con el régimen franquista (la segunda de las nietas de Franco también se llamaba Mariola).

El margen superior de este coto está delimitado por la presa de Couso y el inferior se fija, para la campaña 2015, en una de las posturas más reconocidas de este coto, llamada "A pedra de Fernández". Los puestos más destacables de este coto son A presa, A Croeira, O Lazareto, O salto do Can, As mimosas y A Pedra de Fernández.

Uno de los aspectos más destacables de este coto es el acceso y la comodidad para la práctica de la pesca. En el Ulla, este coto destaca sobre los demás, porque permite pescar a todos los cebos en casi su totalidad. En la parte superior del coto, zona de la presa, permite pescar a cucharilla e impresionantes lances de mosca. La zona media del coto denominada como "A Croeira", permite pescar a cebo, cucharilla y a mosca. Esta es una de las zonas preferidas por amantes de la pesca. La parte inferior permite pescar con toda comodidad a cucharilla y a cebo.

El declive de este coto fue a consecuencia de varios motivos. La escasez de salmones entre los años 1987 hasta el 2001 fue el principal. El 16 de mayo el año 2004, Javier Ruíz de Almirón, Director Xeral de Conservación da Natureza, anunció la construcción de una escala de remonte. Dicha escala se construyó ese mismo verano. Desde entonces el coto de Couso, no volvió a ser lo mismo, no obstante, los amantes de la pesca del salmón preferían este coto para realizar sus mejores lances.

En la última década la subida de las temperaturas del cauce fluvial, hace que proliferen las plantas sumergidas (ranúnculos fluitans) por exceso de nutrientes orgánicos -procedentes de purines; putrefacción vegetal o de las aguas residuales sin depurar de pueblos y ciudades- e inorgánicos -metales, entre ellos los pescados como puede ser el aluminio, muy tóxico para los peces o fosfatos de algunos detergentes-.

Estas "hierbas flotantes" que se alimentan por las ramas y purifican el agua por consumir los mencionados nutrientes pero también tienen sus consecuencias negativas. Al final del verano, se empiezan a descomponer y a multiplicarse las bacterias aerobias, que consumen la mayor parte del oxígeno disponible. Al descender el oxígeno los peces mueren.

La situación de este coto hace que la afluencia de turistas sea constante y en ocasiones perjudicial. En los meses de verano, se convierte en una playa fluvial, pese a que está prohibido bañarse. En el reglamento de pesca, infracciones y sanciones, en su artículo 90, sanciona con hasta 300 euros varios supuestos, entre ellos, en el apartado 8 dice: Bañarse, navegar con lanchas o embarcaciones de recreo o realizar actividades expresamente prohibidas entorpeciendo la práctica de las actividades regladas por esta ley en los lugares donde el desarrollo de tales actividades haya sido declarado y señalado como preferente.

Muchas reconocidas personalidades se decantaron por la pesca en este coto. Entre ellos destacó Francisco Franco, que tenía a Couso como uno de sus preferidos del Ulla. Son muchas las historias que hablan del dictador en Couso. Se cuenta por ejemplo que los quince días anteriores a su visita se vedaba el río y no se permitía la pesca. Siempre era acompañado además por algún ribereño, que los aconsejaba y guiaba. En la presa de Couso incluso se ponía una red o malla metálica para impedir a los salmones que subieran.

Otra de las personalidades que pescó en este coto fue el exministro Álvarez Cascos, que participó y ganó el Concurso internacional del salmón del año 2002, con dos salmones. Uno de seis kilos y otro de cuatro.El ribereño Salvador Ortega García, que el viernes había acompañado al ministro de fomento quedó segundo en esa edición y José González Otero, tercero.

En la temporada 2014 se cogieron tres salmones. El primero fue capturado el día 7 de mayo por José Bragaña, el salar de este pesó en el centro de precintaje de Couso 5,136 kg. Dos días después Manuel Rodríguez Buela, (Sergio Rodríguez) echaba sobre la tablilla un ejemplar de 4,170 kg. El día 24 de mayo Fernando Valcárcel, sacaba el tercero y definitivo de este coto con un peso de 5.350kg.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats