Lalín dijo adiós ayer a las Festas Patronais Virxe das Dores de 2014 con una jornada en la que centenares de personas llenaron las calles céntricas de la localidad. El último día de las fiestas lalinenses se inició con el pasacalles en el que participaron los gaiteiros Os Esfolladores y, también, los de la Agrupación A Carballeira de Cercio. Las charangas Km 0 y BB+ junto con la Banda de Muimemta completaron el recorrido interpretando sendos repertorios ante la expectación de las numerosas personas que ayer poblaban las calles céntricas de la cabecera comarcal dezana. El único contratiempo del programa con el que se puso el broche de oro a los festejos patronales fue la suspensión del desfile de carruajes de caballos previsto por la organización, que disculpó el incidente ajeno a su voluntad debido a la incomparecencia injustificada de los participantes en la parada y posterior exposición de vehículos.

La programación matinal concluyó con varias actividades para niños que transcurrieron por las rúas Principal y Joaquín Loriga, y en la que los más pequeños disfrutaron con los juegos organizados por los monitores. Los niños estuvieron acompañados en todo momento por sus progenitores y también se implicaron en los diferentes pasatiempos callejeros. Antes de la hora de la comida, la Banda de Muimenta ofreció un concierto en el palco de la Praza da Vila, que fue seguido por numeroso público y en el que el repertorio arrancó fuertes aplausos entre los presentes.

"Laxeiro", el más rápido

El plato fuerte del último día de las fiestas de Lalín llegó con la celebración de la esperada carrera humorística de burros con salida y llegada en la Praza da Igrexa. Un total de 13 animales participaron en la cita donde se impuso el "burro de Laxeiro" montado por el joven lalinense Uxío Areán Quintela. Areán fue el jinete con más pericia de todos los que participaron en la prueba. La segunda posición fue para "Rocky II", que fue montado por Javier Sánchez, siendo el tercero "Rocky IV", de Manuel Villanueva. La carrera humorística de burros de Lalín congregó a familias enteras a lo largo del recorrido que, como no podía ser de otra forma, realizaron los tozudos animales a su antojo, a pesar de la insistencia de los jinetes para dirigirlos. Aunque no hubo entrega de premios, participantes y público disfrutaron de una carrera singular.

Las actividades para niños volvieron a las calles céntricas de Lalín antes de dar paso al espectáculo de "Dous pallasos en apuros", celebrado en la Praza da Igrexa, con una concurrida participación de niños de todas las edades. El espectáculo mezcló humor y malabarismo ante la atenta mirada de los más pequeños y bajo un cielo que, aunque amenazó lluvia durante toda la tarde, respetó el programa de la jornada festiva de clausura. Os Esfolladores, los gaiteiros de la Agrupación A Carballeira de Cercio, las charangas Km 0 y BB+ y la Banda de Muimenta repitieron pasacalles poco después de las siete de la tarde como preludio del concierto de la banda en el que de nuevo llenó el aforo de las sillas de tijera habilitado junto al palco de la Praza da Vila de Lalín.

Al cierre de esta edición, la Praza da Igrexa y el campo da feira de la cabecera comarcal dezana eran testigos de la última verbena de As Dores 2014. En esta ocasión, la orquesta Sintonía de Vigo y la orquesta Ache invitaron a cantar y bailar a los varios centenares de personas que no se quisieron perder las últimas horas de unas fiestas muy bien valoradas por los vecinos de Lalín tanto en la calle como a través de las redes sociales. En especial, los fuegos artificiales tirados en las inmediaciones de la casa consistorial constituyeron el evento más apreciado por vecinos y visitantes debido a su vistosidad y al despliegue de luz y color mostrado durante el espectáculo pirotécnico.