El ejecutivo de Silleda seguirá encargándose de las pequeñas reparaciones de los centros educativos del municipio, así como del servicio de limpieza y de los recibos de la luz. Así lo confirmó el alcalde, Manuel Cuíña, en el pleno de anteayer y a preguntas de los populares. A pesar de que la nueva normativa exime a los gobiernos locales de buena parte de estas competencias, el PSOE trasdezano continuará con este tipo de tareas "como siempre y dependiendo de la economía", apuntó el regidor. Si bien esta cuestión no despierta polémicas en Trasdeza, sí lo hizo en otros municipios vecinos, como Rodeiro. En el CPI el equipo de Luis López se niega a subsanar las filtraciones de agua y otros problemas en aras de que este tipo de actuaciones corresponden a la Consellería de Educación.

Durante el turno de ruegos y preguntas, Cuíña resolvió una cuestión planteada por el portavoz del BNG, Matías Rodríguez da Torre, sobre el ahorro en gasto de telefonía tras el cambio de compañía. El regidor explicó que en 2012 se abonaron a Movistar 39.968 euros, mientras que al año siguiente las facturas de R ascendieron a 27.498, con lo que se ahorraron más de 12.000 euros. En el presente ejercicio, en los primeros cuatro meses del año se han abonado 9.082 euros, de modo que a finales de 2014 la cantidad total "puede ascender a 27.000".

Bacheos de pistas y basura

Los dos partidos de la oposición se interesaron por el mantenimiento de las infraestructuras del Concello. Así, Da Torre preguntó por qué criterio se seguía para bachear y mejorar el firme de las pistas de las parroquias. El edil de Medio Rural, Klaus Brey, explicó que además del criterio económico se sigue un orden para llegar a todas las parroquias, aunque en caso de que una de ellas esté intransitable se salta ese orden y se atiende de forma prioritaria. Estos días las máquinas están trabajando en Laro y Parada. En este punto, el alcalde hizo un inciso para felicitar a Brey "porque comenzó las obras en el punto opuesto a su parroquia", insistiendo así en la objetividad con que trabaja su equipo de concejales.

Brey también intervino en el pleno para aclarar que las labores de mantenimiento del campo de fútbol pasan por pasar un peine en función de su nivel de actividad. En un futuro se aplicará una capa de caucho, pero para ello se antoja necesaria una negociación con la Diputación, dado que este material resulta demasiado caro.

Tras la crítica del líder del Bloque por la subida del recibo de la basura -se disparó un 140% para llegar a los 72 euros- y por las escasas consecuencias de la visita del alcalde con los demás regidores dezanos a la planta de compost de Lousame, Cuíña explicó que para valorar si el Concello pasa o no a formar parte de la futura planta de compostaje de Pontevedra y comarca, es necesario esperar a disponer de un secretario y un interventor todos los días, ya que es necesario fiscalizar todas las opciones. Recordó que en su momento se retiró la propuesta de adhesión al plan provincial de recogida de la basura porque había, precisamente, un informe técnico.