La Asociación Cultural Vista Alegre, de A Bandeira, mantendrá en su junta directiva el equipo que encabeza Dolores Sangiao Cacheiro, quien seguirá como presidenta dos años más (lleva casi diez), pese a su intención de cederle el relevo a un nuevo equipo. Horas antes de la asamblea, Sangiao confesaba ayer que se sentía "orgullosa de los socios, porque cualquier cosa que organizamos siempre tiene un gran éxito". Manifestaba, al mismo tiempo, su pena porque no existiese una candidatura a las elecciones. En jornadas anteriores animó, sin éxito, a otros miembros de la directiva a asumir la presidencia. Así que en la asamblea de ayer, los casi 50 asistentes así como los propios miembros de la junta consiguieron convencerla para continuar al frente de una asociación "que está considerada como una de las mejores de la zona", ya que en su libro de socios figuran más de 600 inscritos.

Así pues, junto a Sangiao continúan Leticia García Caramés como vicepresidenta, María Luisa Camanzo Rey como secretaria y Fernando Colmeiro López en calidad de tesorero. Como novedad, se designan cargos entre los seis vocales, de modo que Luis González Ayude, que hasta ahora ejerció de secretario, pasa a ser responsable de actos lúdicos. María Jesús Penela Mato se encargará de relaciones institucionales y Venancio Pérez Ferreira, de audiovisuales. Carmen Vieites Niveiros asume la vocalía de mujer, mientras que Juan José Liñares Nieto será comisario de exposiciones y jefe de comunicaciones. Por último, Alfredo López Mosquera ejercerá de coordinador.

El orden del día de la asamblea incluía también el resumen de las actividades del año pasado. Entre las decenas de eventos que se pusieron en marcha, la directiva quiere destacar el magosto, la visita de Papá Noel, la Semana Cultural o la Semana Gastronómica. Hace hincapié, también, en el curso de zumba, que ya va por su segundo año y que cosecha un éxito tan grande que hubo que distribuir a los alumnos en dos grupos.

Rebajas para parados

En cuanto al estado de cuentas, Vista Alegre tiene un superávit de 2.940,01 euros. Desde hace tiempo mantiene una cuota de 15 euros anuales, aunque varios socios aportan una cantidad mayor para así contribuir a sufragar todos los actos que organiza el colectivo. Este gesto solidario permite, por ejemplo, que en algunos cursos pueda rebajarse la inscripción a los asistentes que no tienen trabajo. La directiva descarta subir dicha cuota.

Al término de la asamblea los socios pudieron disfrutar de un vino en las dependencias del centro cultural, que el año pasado se sometió a una intensa remodelación.