En la tanda de ruegos y preguntas tanto el PP como el Bloque se interesaron por la evolución del convenio con la Semana Verde para zanjar las deudas cruzadas entre esta entidad y el Concello. El regidor explicó que la presencia de sólo un día a la semana de la interventora y la secretaria impiden avanzar más rápido de lo que su gobierno quisiera. Por eso, cuestiones como las negociaciones con la Escola de Música están pendientes de la fiscalización de la interventora. Sí hay cierto avance en un acuerdo con la Semana Verde para utilizar su auditorio, puesto que la próxima semana el ejecutivo de Cuíña podría disponer ya de un borrador. La idea, en principio, es usar el local a cambio de un servicio o de un coste muy bajo.