El sistema eléctrico del centro del gallo de corral de Vila de Cruces ha quedado completamente desvalijado. Los amigos de lo ajeno han sustraído todo el cableado del interior del inmueble así como los cuadros eléctricos e incluso los interruptores para prender o apagar la luz. La noticia la destapó ayer el BNG durante la sesión plenaria. Su portavoz, Xoán Blanco, preguntó al alcalde, Jesús Otero, por este acto.

Efectivamente, el regidor reconoció que se había producido el robo, ya denunciado por el Concello ante la Guardia Civil. Señaló que el ladrón o ladrones reventaron la puerta para poder acceder al interior. Una vez allí, retiraron todo el equipamiento eléctrico, presuntamente de noche, y sin que, al parecer, nadie viese ni escuchase nada.

El alcalde apuntó que la propia Guardia Civil le informó de que es habitual que sus agentes hagan ronda por la parte de atrás del inmueble, situado en el polígono agroforestal de Cumeiro. Pero, los delincuentes supieron esquivar esta vigilancia de las fuerzas de seguridad para perpetrar el robo, una piedra en el camino más para un centro aún sin inaugurar.