La tendencia general de pérdida de votos de las dos fuerzas políticas mayoritarias se repite también en Silleda, donde, igualmente, ganó el PP, a pesar de perder 583 votos con respecto a los mismos comicios de hace cinco años. Obtuvo el 41,08% del total de los apoyos. El segundo partido más votado en el municipio trasdezano fue el PSOE, si bien rebajó en 369 el número de papeleras (consiguió el 28,09% del total). El BNG ocupa la tercera posición y computa 93 votos menos que en 2009 (el 7%) y AGE se posiciona como la cuarta fuerza más respaldada, con el 6,54% de los sufragios. En la jornada dominical acudió a las urnas menos de la mitad de los vecinos con derecho a voto, puesto que la abstención fue del 54,7%. Además, hubo 123 votos nulos y 83 en blanco.

En el caso de Silleda es complicado hacer una comparativa de resultados mesa por mesa tomando como referencia los comicios de 2009, puesto que la distribución de electores en las mesas ha sufrido cambios importantes en esta ocasión, en que se han suprimido las mesas de Rellas, Abades y Moalde. Los votantes de la primera parroquia fueron redistribuidos a la escuela infantil de Escuadro y los de Margaride -que ejercían su derecho en Rellas- acudieron a una de las mesas de Silleda. Los vecinos de Abades, Pazos y Moalde fueron desplazados a una de las mesas de A Bandeira. Además, los vecinos de Cumbraos y Barreiros, en Escuadro -que antes iban a Moalde- volvieron a votar en su parroquia y los de Ansemil lo hicieron en Breixa.

El Partido Popular ganó en todas las mesas electorales, excepto en tres rurales, en las que se impuso el Partido Socialista. Son las de Laro -91 frente a 94-; Saídres -30 frente a 35- y Taboada -47 frente a 49-. Con todo, pese a la victoria, son los peores resultados para el PP de la comarca. En el único municipio que gobiernan los socialistas, los populares alcanzaron el 41,08% de los votos. La segunda peor marca porcentual del PP dezano se sitúa en Lalín, donde se hizo con el 51,18% de los votos.

Por su parte, Podemos, que lidera Pablo Iglesias, al igual que a nivel general, dio también la gran sorpresa en Silleda, situándose como la quinta lista más votada por los trasdezanos, a tan solo 62 votos de AGE. Una posición que incluso mejora en la mesa de Negreiros, donde, con 11 apoyos, supera a AGE (9) y al BNG (5), situándose como la tercera fuerza. Un nivel que consigue Alternativa Galega de Esquerdas en el cómputo total del casco urbano de Silleda, en Escuadro, Graba, Laro y Taboada, donde obtuvo más votos que el Bloque Nacionalista Galego.

La sexta posición en el ranking de votaciones la ocupa Unión Progreso y Democracia, que logró 88 votos, seguida de Ciudadanos, con 26, y Escaños en Blanco, con cinco menos que la anterior. Mientras, Compromiso por Galicia quedó relegado al noveno puesto, logrando 20 papeletas.