Integrantes del grupo de emergencias de A Estrada y del parque de Bomberos de Silleda realizaron ayer un simulacro en la empresa Erimsa, ubicada en la parroquia estradense de San Miguel de Castro. La actividad se lleva a cabo tras la implantación del Plan de Autoprotección de la explotación que posee la entidad en dicha parroquia. La firma de A Estrada recibe el nombre de CE El Castillo y se dedica a la explotación de cuarzo metalúrgico y áridos.

El ejercicio realizado se une a la formación recibida por los trabajadores de la empresa a través de su entidad de Prevención y la aportada por el Servicio de Bomberos del Consorcio Intercomarcal de Silleda, con el objeto de cumplir el protocolo fijado en el Plan.

El simulacro comenzó a partir de las 10.23 horas, tras el aviso del director de emergencias de la empresa al 112. Le comunicó que había un incendio en una de las palas que pertenece a su propiedad y que en esos momentos se encontraba abasteciéndose de carburante en el depósito ubicado en la explotación minera. Simultáneamente, los trabajadores dirigidos por el Jefe de Intervención y el Director procedieron a intentar sofocar el incendio, alertar a los servicios externos de emergencia, retirar los carros con sopletes de oxicorte y evacuar al personal al punto de encuentro.

Tras la llegada de los equipos de emergencia -alertados por el 112 con anterioridad- se realizó un ejercicio de sincronización entre los dos equipos, procediendo a la extinción del incendio de pala (simulado) con espuma de baja y media expansión a la vez que otro realizaba labores de abastecimiento de agua aprovechando un depósito de la propia entidad. El incendio se propaga al local próximo, dedicado a taller, declarándose un incendio en el mismo con gran profusión de humo y visibilidad nula. Ante ello, los equipos de emergencia tuvieron que realizar una incursión en el interior y para ello se equiparon con protección de Nivel I y cámara térmica para poder llegar así al foco, extinguirlo, ventilarlo y dar por concluido el simulacro alrededor de las 11.30 horas.

Al finalizar la actividad, se celebró una reunión con el personal de la empresa para comentar los aciertos y errores que surgieron durante el simulacro en las canteras ubicadas en San Miguel de Castro.