El alcalde de Rodeiro, Luis López, sale al paso de todos los reproches de la oposición por sus últimos meses de gestión municipal. La polémica que suscitó el mal estado de la carretera que enlaza Arnego con A Rocha, ya en Dozón, debería estar saldada hace tiempo si se tiene en cuenta que todo el tramo del vial "es de Dozón, y estoy cansado de repetirlo". López, que ya ha mediado ante su homólogo castreño, Adolfo Campos, para que lo repare cuanto antes, añade que en una situación similar se encuentra otra vía que utilizan los vecinos de Rañestras y que, del mismo modo, también es titularidad del ayuntamiento vecino.

A este respecto, López recuerda que "a 100 metros de uno d los baches más grandes reparé el acceso a una granja, pero porque estaba en Rodeiro". Precisamente, las pistas que dan servicio a las explotaciones ganaderas tienen prioridad en el calendario de bacheo y mejoras de la red viaria, ya que urge abonar los campos de cara a su cultivo. "Tenemos problemas para sacar el purín de muchas explotaciones, pero esto está pasando en muchos municipios" a causa de las lluvias del invierno.

El ejecutivo local quiere recuperar cuanto antes las pistas que tengan más tráfico y las que estén en peor estado. "Vamos a realizar actuaciones en pistas en las que el bipartito aplicó gravilla, para mejorarlas con aglomerado" y garantizar así su duración. Es el caso de, por ejemplo, un tramo de 300 metros en el vial que enlaza Portela y Coreixas.

Mejoras en el colegio

López tiene claro que no va a asumir obras que no le competen y que podrían derivar en problemas legales. Por este mismo motivo "no voy a arriesgarme a que me imputen" si realiza reparaciones en el colegio, en el que hay filtraciones de agua y paredes afectadas por la humedad. "El colegio no es un inmueble municipal", recalca, a la par que explica que sí hay competencias que ha asumido la Xunta, como la limpieza o el coste del gasóleo. La reforma local dificulta aún más el saber a quién le corresponde qué función. Así, "si ahora acometemos cualquier mejora en el colegio, el interventor puede poner un reparo a la factura por si el concello no tiene esa competencia". La factura se remitiría directamente a la Fiscalía.

Preguntado también por los presupuestos, explica que desde Secretaría-Intervención se están ajustando a la nueva normativa. Es el único municipio que funciona con los presupuestos prorrogados de 2013 (1,73 millones), y fue también el único concello dezano que, en abril de 2012, consiguió liquidar las cuentas de los ejercicios de 2007 a 2010 (los años del bipartito) para que Rodeiro volviese a recibir los más de 43.000 euros que le corresponden en su Participación en los Ingresos del Estado (PIE). López concluye diciendo que ahora, como entonces, "Rodeiro no tuvo retraso en obras y vivió igual sin presupuestos".