La Comisión Superior de Urbanismo analizó 300 expedientes para regularizar naves industriales. Entre éstas figuran el complejo de la cooperativa de Cogal -sometido ahora a un plan sectorial- Iberglass (en Lalín), así como la modificación puntual para implantar el polígono de Catasós.