El alcalde de A Estrada, José López, explicó ayer que desde el lunes las brigadas municipales de Obras se han desdoblado en dos turnos. Trabajan por la mañana y por la tarde, para aprovechar mejor la maquinaria y avanzar más en bacheos y mejora de los viales rurales deteriorados a causa del duro invierno.

Unos operarios trabajan de 8.00 a 15.00 horas y otros -los 7 del plan de cooperación con Xunta y los 17 del de la Diputación- de 15.00 a 20.00 horas. Así, ayer por la mañana se mejoraron viales en Santo Tomé y San Pedro de Ancorados y por la tarde en Callobre. Aunque los 24 operarios de los citados planes acaban su contrato en abril, el alcalde confía poder contratar ya ese mes a 17 peones por otros 6 meses a través de la Diputación.

Subrayó el esfuerzo de mantenimiento de vías que está realizando el Concello. Agregó que se verá complementado con el Plan de Mellora da Rede viaria, cifrado en medio millón de euros, aprobado en marzo y cuyo contenido ultiman técnicos municipales para remitirle la propuesta a la Diputación. Recordó que también se ejecutarán en breve las obras del Plan de Desenvolvemento Rural (PDR) de la Xunta y el Plan de Obras e Servicios 2013 de la Diputación. Este último contempla 180.000 euios para el vial Callobre-Valboa y 320.000 euros para el mantenimiento de pistas municipales. Ya está en licitación. El plazo de presentación de ofertas concluye el 31 de marzo. Luego se abrirán plicas y se adjudicará la obra, que López confía en que pueda ejecutarse en primavera.

Sumando estos planes, el alcalde espera que en los próximos meses se ejecuten obras de mantenimiento viario y de mejora de capas de rodadura en viales del municipio por valor de 1,2 millones. De hecho, confía en que las obras ya estén ejecutadas antes de que concluya julio.

Por otra parte, desveló que el gobierno está pendiente de que Intervención apruebe -en virtud de un cambio legislativo que flexibiliza la aplicación de remanentes, permitiendo que vaya a una finalidad distinta a la de amortizar deuda- a acometer obras en viales municipales. Ve más que justificado hacerlo -con regularizaciones del firme y capas de rodadura- para evitar deterioros que luego exijan una actuación más profunda. De 2012 hay 300.000 euros de remanentes y de 2013 se sabrá su importe antes de final de mes.