La Academia Galega de Seguridade Pública (Agasp) abrió en la mañana de ayer con alumnos del colegio estradense de O Foxo su plan anual de visitas de escolares a sus instalaciones. Niños de tercero y cuarto del colegio estradense -que previamente habían visitado el consistorio, siendo recibidos por la edil Amalia Goldar- tuvieron así oportunidad de interaccionar con efectivos de la Guardia Civil, policías y bomberos que participaban en distintas iniciativas formativas en la academia.

A los efectivos de la Benemérita que realizaban prácticas en la galería de tiro les plantearon una buena batería de preguntas: si les gustaba su trabajo y si era peligroso o no, si llevaban siempre el arma cargada y si respetaban las normas de circulación cuando perseguían a un delincuente. Los efectivos de la Benemérita despejaron sus dudas, admitiendo que les gusta su labor aunque saben de su peligrosidad y les aclararon que siempre respetan las normas de circulación. En este particular tercer grado los escolares también aprovecharon para preguntar por los radares y los vehículos policiales camuflados.

Más tarde, pudieron ver alguno acompañados por la responsable de Formación de la Agasp, Mónica Castro, que también les mostró el Centro de Coordinación en el que se reúne el gabinete de crisis formado por conselleiros y directores xerais en casos de emergencia, como las recientes ciclogénesis. A los escolares les llamó especialmente la atención el gran número de pantallas existentes y preguntaron cómo se activaban los protocolos de emergencia. También se interesaron por la edad que hay que tener para ser policías y cuánto tiempo hay que estudiar.

También quisieron saber la diferencia entre Policía y Guardia Civil y preguntaron cómo se instruyen las investigaciones en caso de accidentes y de incendios.

Luego vieron en vivo cómo actúan los bomberos presenciando un simulacro de planes de emergencia con fuego real, apreciando de cerca el esfuerzo físico que exige la labor de estos efectivos de emergencia. También interaccionaron con policías de paisano visitaron clases de cursos de seguridad vial, controles policiales y atestados que se estaban desarrollando en la academia.