Vecinos de la parroquia lalinense de Sello piden que se investigue el robo en el centro social. Aseguran que la puerta de acceso no solo no fue forzada sino que estaba cerrada con llave después de que, supuestamente, entrasen los ladrones para llevarse material por 2.000 euros.