El portavoz de Medio Rural del PSOE, Pablo García, pone en entredicho la política de la Xunta a la hora de solucionar los problemas de liquidez de las explotaciones. En la primavera del año pasado, se destinaron 250.000 euros pero solo se adjudicaron 147.635 euros porque se cubrieron tan solo los intereses de los créditos vinculados al cobro de ayudas de la PAC.

Además, García insta a la Xunta a establecer medidas de control sobre la competencia desleal de los municipios contra empresas de desbroce y limpieza de los cotos de caza. Los concellos realizan estas labores por menos dinero, ya que utilizan personal municipal. Pero ello "pone en riesgo muchos puestos de trabajo". García añade que, además, los municipios usan personal y medios públicos para ofrecer servicios privados.