"Destacar, promover y difundir este evento como eje dinamizador de la economía, la industria y el comercio a través de nuestra gastronomía". Tal es la propuesta que formula Pilar Taboada en el cartel que ha diseñado para promocionar la 46ª Feira do Cocido de Lalín. La artista lalinense -es natural de Soutolongo, adonde regresó hace una década desde Venezuela- presentó ayer su obra en el consistorio acompañada por el alcalde, José Crespo, y el concejal de Turismo, José Antonio Rodríguez.

"Es un honor para mi, por lo que representa el Cocido para Lalín", declaró la autora, que dijo compartir "el espíritu" de un evento que "trasciende lo gastronómico" y se convierte en "agente dinamizador de nuestra economía". Es lo que intenta "vender" su propuesta, que, lejos de ser una obra pictórica, arte per se, "tiene un mensaje, una intención de llegar a todo el mundo", a la vez que es "un homenaje a Lalín y a sus gentes".

Un cerdo y tres cerditos, caricaturizados, son los protagonistas del cartel. El primero porta la sopa del cocido, como reclamo para la economía, la industria y el comercio, ya que "todos se alimentan de las raíces del mismo árbol". Los segundos sostienen una mesa dispuesta para los invitados, un canto a la gastronomía gallega. Los productos porcinos aparecen "como fuerza motriz del evento y de la comarca". En uno de los cerditos se inspirará el motivo principal del pin -también encargado a Pilar Taboada- que entregarán este año los restaurantes del Mes do Cocido.

Volviendo al cartel, la autora prescinde de los números romanos para colocar un gran "46" que reafirma la "presencia ininterrumpida en el tiempo de nuestro plato universal", que hoy es "punto de referencia más allá de nuestras fronteras". El nombre de "España", acompañando por primera vez al de "Lalín", alude a la declaración del evento como Fiesta de Interés Turístico Nacional. El petroglifo como marca de agua o fondo del cartel apela a la "memoria colectiva", con el símbolo de Lalín, Kilómetro Cero.

Crespo elogió la "capacidad creativa y plural" de Taboada, mientras que esta tildó de "geniales" las ideas del alcalde: "No todo el mundo hubiese pensado que el cocido pudiese trascender tanto", proclamó la pintora. El regidor, por su parte, reafirmó su empeño en conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional, lo que convertiría a la Feira do Cocido en la primera cita gastronómica en lograrlo. Para ello maneja un plan de trabajo "secreto" que solo conocen él y el edil de Turismo, de quien resaltó su labor en pro de la profesionalización del cocido.