Un demoledor informe municipal pone de manifiesto las graves deficiencias en el multiusos, negadas en varias ocasiones por la concesionaria del Lalín Arena, y a las que ahora habrá que hacer frente. Solo tres años después de su inauguración, la infraestructura presenta daños propios del desgaste de una obra mucho más antigua y que deberán ser subsanados antes de que el multiusos pase a manos del Concello tras hacer un desembolso de 7,15 millones de euros.

El informe, hecho público por el PSOE local, está fechado el 20 de mayo y firmado por el arquitecto técnico Antonio Bernárdez, que realizó inspecciones en el Arena el 25 y 30 de enero; 7 y 25 de febrero; 22, 25, 26 y 27 de marzo y 10 y 11 de abril. En el documento el funcionario público señala que existen al menos seis zonas de localización de goteras y humedades. Están en la pista central, el graderío y pasillos superiores, las chapas de cerramiento, el espacio deportivo número 2, la sala 2 y en otras cuatro dependencias. En el parqué de última generación se observan varias zonas con goteras procedentes de condensación "visibles" y localizadas en las claraboyas, además de daños en el material de policarbonato traslúcido de la cubierta. De "abundantes" califica las goteras en la pista y la grada, procedentes en gran parte del techo, dejando entrever por tanto que la cubierta no fue ejecutada correctamente.

Además hace constar que los paneles aislantes de tejado no cumplen con la misión aislante y el agua puede acabar "oxidando la chama metálica interior, por lo que la cubierta no cumple con la función de elemento estanco", analiza en su trabajo el arquitecto municipal.

Parches

En su trabajo, el técnico hace mención a la realización de reparaciones "consistentes en la colocación de parches" para evitar la entrada de agua hacia el interior del inmueble, "pero continúan otros puntos donde existe entrada de agua". Entre otras consideraciones aduce que el solape de las chapas está mal ejecutado, lo que ayuda a la proliferación de goteras, que también son perceptibles en las juntas de dilatación. "Las deficiencias -en las dependencias citadas- denotan que existen filtraciones del exterior debido a una deficiente impermeabilización". Y también hace hincapié en una cuestión relevante y a tener en cuenta referida a la ejecución de los elementos de evacuación "no adecuados" que generan charcos, que a su vez buscan salida hacia el interior del multiusos.

Ante este escenario y en la búsqueda de soluciones, el profesional plantea la necesidad de retirar el material de protección de la cubierta y sustituirlo por una nueva lámina y revisar los lucernarios para que no exista condensación. Recomienda desmontar los elementos conflictivos de los cierres verticales y disponer un nuevo perfil hacia el exterior, además de cambiar la pendiente del pavimento exterior con cortes rectos y cerrar el hueco existente entre la sala 2 y el spa, además de sustituir todos los perfiles metálicos de la estructura portante del falso techo de escayola y aislar las tuberías de agua contra las condensaciones.

Otra apreciación interesante es la referida al plazo estimado para la ejecución de estos trabajos, que Antonio Bernárdez establece en seis meses. Lo que ahora se desconoce es si estas importantes obras podrán realizarse de forma simultánea o será preciso suspender temporalmente la actividad en el Lalín Arena.

El PSOE denuncia que el gobierno pretenda pagar la millonaria cantidad a Gaia por una instalación nueva y, en todo caso, cree que se debió negociar muy a la baja la adquisición del multiusos.