Un aspirante a formar parte de los equipos de brigada antiincendios, Carlos Varela, vecino de Vilatuxe, denuncia irregularidades durante las diversas pruebas de selección que se llevaron a cabo para la contratación del personal.

Si bien las tareas del equipo estaban destinadas a la "vigilancia, prevención y defensa contra incendios forestales", tal y como recoge la convocatoria, el denunciante asegura que en el test escrito no hubo una sola pregunta relacionada con esto. Las cuestiones hablaban "de cuadros eléctricos y polvo de aluminio". Dice que, en su caso, "pude salvar la situación" gracias a que está en posesión del carné de mercancías peligrosas, así como del título en instalaciones eléctricas. Pero de no ser por eso, "no sabría responder, al igual que le pasó al resto de aspirantes".

Asimismo, durante el ejercicio práctico, consistente en una roza, considera que no todos tuvieron las mismas condiciones. "No es lo mismo que a unos les toque rozar helechos y a otros juncos". Sin embargo, todos recibieron una puntuación final de cinco en la prueba.

Por otra parte, acusa también una incorrecta ponderación en la calificación por méritos, por formación y experiencia. Le sorprendió el hecho de obtener aquí un 1.86, cuando por aportar el título de bachillerato o equivalente ya tienes 2 puntos o 0,05 por cada mes trabajado en el sector. "Yo tengo 22 meses; si lo multiplicas ya me correspondería un 1.1 solo por eso", comentaba enfadado.

Asegura que en el momento de la publicación de las calificaciones y los seleccionados, el viernes 26, no solo él sino muchos de los aspirantes se indignaron con los resultados. Se acercó al Concello para reclamar, pero le dieron largas.