El ejecutivo de Vila de Cruces quiere que una persona atienda el punto limpio los viernes y sábados, tal y como explicó el alcalde Jesús Otero en el pleno de anteayer. A preguntas del Bloque, el regidor aclaró que este servicio ya funciona, de modo que quien quiera depositar los residuos pertinentes en este complejo debe avisar antes al Concello. El ejecutivo, además, ya colocó carteles en Balboa y Carbia para prohibir que se tire basura en estas zonas, puesto que en anteriores ocasiones se produjeron auténticos vertederos.

Por otra parte, el Concello mantendrá el horario de la piscina municipal (cierra a las ocho de la tarde), puesto que es el horario de los años anteriores. El edil de Mantemento de Camiños, Obras e Equipamentos, Andrés Lareu, explica que sí se limpian todas las áreas recreativas, en función del uso que tengan.